ORGANIGRAMA DEL SISTEMA

El gráfico que figura a continuación ilustra los componentes tanto formales como informales del sistema de justicia interna de las Naciones Unidas y el proceso aplicable cuando los funcionarios impugnan decisiones en el sistema. El gráfico ilustra la forma en que la impugnación de un funcionario se puede encauzar por conducto del sistema informal o del sistema formal, o ambos al mismo tiempo.

El sistema formal comienza generalmente cuando un funcionario solicita una evaluación interna de una decisión que desea impugnar. La evaluación interna es un primer paso necesario en el sistema formal, a menos que la decisión se haya adoptado con arreglo al asesoramiento de órganos técnicos o en cuestiones disciplinarias (en cuyo caso se la puede presentar directamente al tribunal de primera instancia, esto es, el Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas). Si la evaluación interna no se pronuncia en su favor, el funcionario puede acudir al Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas (TCANU). Si el Tribunal Contencioso-Administrativo decide en contra del funcionario y este tiene fundamentos para una apelación, la controversia puede elevarse al tribunal de última instancia, esto es, el Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas (TANU). La Administración también puede apelar la decisión del Tribunal Contencioso-Administrativo ante el Tribunal de Apelaciones. Las decisiones del Tribunal de Apelaciones son vinculantes para las partes.

El sistema informal consiste en la resolución informal de conflictos, facilitada por la Oficina del Ombudsman y de Servicios de Mediación de las Naciones Unidas (OSMNU). Durante el proceso formal, el Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas puede remitir las controversias a la OSMNU para la mediación si las partes así lo acuerdan.

Los funcionarios pueden recurrir a la Oficina de Asistencia Letrada al Personal para obtener asistencia letrada y representación ante cualquiera de los mecanismos de solución de controversias.

Chart of UN internal justice system

1 En cualquier momento durante el proceso de resolución formal, el funcionario y el autor de la decisión pueden tratar de resolver la controversia de manera informal, con o sin la asistencia de la OSMNU.

2 La evaluación consiste en una valoración objetiva y razonada de si la decisión impugnada se adoptó de conformidad con las normas establecidas. La realiza la Dependencia de Evaluación Interna (Dependencia de Evaluación Interna) para las entidades de la Secretaría de las Naciones Unidas; los fondos y programas de las Naciones Unidas cuentan con una función similar. La finalidad de esta etapa es dar a la Administración la oportunidad de rectificarse o de proporcionar una reparación aceptable en los casos en que haya habido irregularidades en el proceso de adopción de la decisión. La Dependencia de Evaluación Interna y la OALP también pueden sugerir una solución informal de la controversia y remitirla a la OSMNU.

3 El Tribunal Contencioso-Administrativo examina y decide las demandas presentadas por o en nombre de funcionarios o exfuncionarios en que se impugne una decisión administrativa por presunto incumplimiento de sus condiciones de servicio o de su contrato de empleo.

4 Los intentos por resolver la controversia de manera informal no excluyen la solución formal (dentro de los plazos establecidos) si el proceso de solución informal no tiene éxito.

5 La OSMNU incluye los servicios del ombudsman y de mediación de la Secretaría y los fondos y programas de las Naciones Unidas.

6 Para la lista completa de estas entidades, organismos y organizaciones, véase: http://www.un.org/es/internaljustice/overview/who-can-use-the-system.shtml