Defensora de los Derechos de las Víctimas

Jane Connors, Victims' Rights Advocate

La australiana Jane Connors es la Defensora de los Derechos de las Víctimas desde el 18 de septiembre de 2017.

Como Defensora de los Derechos de las Víctimas, la señora Connors promueve una respuesta integrada y estratégica para asistir a las víctimas, en coordinación con otros actores del Sistema de la ONU con competencias en este ámbito. También colabora estrechamente con las instituciones gubernamentales, la sociedad civil y organizaciones nacionales jurídicas y de derechos humanos con el fin de crear redes de apoyo y ayudar a que las leyes locales, incluidas las reparaciones para las víctimas, surtan pleno efecto. 

Antes de este cargo, ocupó el de Directora de Derecho y Política de Promoción Internacional, en Amnistía Internacional, y de 1996 a 2015, ocupó progresivamente altos cargos en las Naciones Unidas, entre otros, en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Anteriormente, fue profesora de derecho en universidades de Australia y el Reino Unido.

El papel del Defensora de los Derechos de las Víctimas es poner los derechos de las víctimas, sus experiencias y sus necesidades a la cabeza de la lucha de la ONU contra la explotación y el abuso sexual. Las víctimas de tales injusticias a menudo sufren traumas graves. La Defensora busca asegurar que esto se reconozca, que el apoyo y la asistencia se proporcionen de acuerdo con las necesidades individuales de cada víctima, así como dar voz a las víctimas que a menudo son olvidadas.

 

Trabaja con todas las partes del sistema de las Naciones Unidas, incluidos los organismos, fondos y programas en sus sedes y sobre el terreno, los Estados Miembros, las instituciones nacionales de derechos humanos, la sociedad civil, los medios de comunicación y otros agentes, para asegurarse de que se adopta una respuesta integrada a la asistencia a las víctimas de conformidad con la estrategia del Secretario General y la Estrategia Amplia de las Naciones Unidas sobre la Asistencia y el Apoyo a las Víctimas de las Naciones Unidas adoptada por la Asamblea General en 2007 (A/RES/62/214, anexo).

La Defensora de las víctimas visita regularmente países con presencia de la ONU para conocer de primera mano cómo se abordan la explotación y el abuso sexuales. Entra en contacto directo con las víctimas, para conocer sus necesidades individuales y conocer sus experencias de primera mano. Con este objetivo de que el diseño de la prevención y la respuesta a la explotación y el abuso sexuales se centre en las víctimas.