Pacto voluntario

  • El Secretario General ha propuesto un pacto voluntario a todos los Estados miembros que respaldan las operaciones de paz sobre el terreno, independientemente del contexto en el que se encuadren sus contribuciones: mantenimiento de la paz, humanitario, de desarrollo o de cualquier otro tipo; en las que participe tanto personal uniformado como civil, empleados que trabajen directamente en el sistema de las Naciones Unidas o que actúen bajo un mandato del Consejo de Seguridad.
  • El pacto, acordado entre el Secretario General y cada Estado miembro, pretende enviar un mensaje a todo el mundo de compromiso conjunto y de rendición de cuentas mutua por parte de las Naciones Unidas y los Estados miembros para evitar y abordar la explotación y los abusos sexuales.
  • Este pacto es una demostración de la voluntad política de evitar la explotación y los abusos sexuales, exigir la rendición de cuentas y ofrecer un apoyo útil a las víctimas. Propone una declaración de compromiso que se basa en unos valores comunes, así como unos compromisos específicos por parte de las Naciones Unidas y los Estados miembros firmantes.

Al 7 de noviembre de 2017, 77 Estados Miembros han firmado el Pacto Voluntario, que incluye a los Estados Miembros que están tramitando las firmas. Otros 17 han indicado formalmente su intención de firmar el Pacto.