ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

El teléfono móvil, un banco particular en Filipinas

Enlaces relacionados

Narración

En las Filipinas, más de tres cuartos de la población no utiliza los bancos. // Pero Arlene y Remedios siguen teniendo acceso instantáneo al dinero que les envía sus familiares que trabajan en el extranjero.

¿La clave de esto? // Sus teléfonos celulares. // Y aquí más del 90 por ciento de la gente los tiene. Esta tecnología está acortando la distancia entre la gente en las Filipinas y los miembros de sus familias que los mantienen desde el exterior.

Hay aproximadamente 10 millones de filipinos que viven en el extranjero. Cada año envían remesas a sus hogares por más de 20.000 millones de dólares.

La hija de Remedios se cuenta entre ellos. Vive en Arabia Saudita y envía fondos regularmente a su madre para mantener a sus dos hijos. Para Remedios, este dinero es vital.

«Es muy triste y muy difícil porque mi hija está lejos de sus propios hijos. Si están enfermos, soy la única que los puede cuidar.»

Así que, como la única cuidadora de sus nietos, Remedios no puede darse el lujo de cualquier demora en recibir sus remesas. Pero hasta recientemente sólo tenía la opción de utilizar servicios de mensajería o intermediarios que no eran rápidos, baratos o fáciles de usar.

Globe Telecom, el segundo proveedor de servicios de celulares más importante en el país, identificó una brecha en el mercado. // Así que lanzó GCash y el celular fue el medio perfecto.

Para la gente rural, los teléfonos celulares no sólo son convenientes; algunas veces son la única forma de acceder a servicios financieros. Trabajando con Globe Telecom, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) está ampliando el servicio a las áreas rurales. Pedro de Vasconcelos, del FIDA.

«Si consideramos los 450 mil millones de dólares en remesas que llegan a los países en desarrollo cada año, necesitamos comprender que la mitad va a las áreas rurales. Llegar a las áreas rurales se ha comprobado que es muy difícil. Pero durante los últimos años, lo que hemos visto es el surgimiento de la tecnología móvil y esto ha demostrado ser una herramienta magnífica para proveer este servicio a estas familias.»

Remedios, por ejemplo, es alertada instantáneamente cuando una remesa le es enviada. // En cuestión de segundos después de recibir el mensaje de texto puede recoger su dinero en un establecimiento cercano.

«Sólo tengo que enseñarles mi tarjeta de identificación, ven mi celular para comprobar si mi número de referencia es igual al que ellos tienen y entonces liberan el dinero. Recibo el dinero de inmediato. Así es de rápido.»

Y hay formas aún más rápidas de usar el teléfono para tener acceso a dinero, cuando el celular se convierte en una cartera móvil.

«Cuando recibes la remesa, si deseas comprar tiempo o pagar tus cuentas puedes quedarte en casa y usar tu teléfono celular.»

Personas como Arlene pueden ahora pagar sus facturas de agua, luz y gas y hasta la colegiatura de sus niños directamente por teléfono. // También hay un cajero automático conectado a su SIM y ella puede retirar instantáneamente el dinero que necesite.

GCash actualmente procesa alrededor de diez millones de dólares en remesas internacionales al mes – y están trabajando para que en un futuro (pausa – teléfono sonando) - todo el dinero pueda cruzar fronteras sin esfuerzo, de un teléfono móvil a otro.

Este reportaje fue producido por Joanne Levitan para las Naciones Unidas.

9 de enero de 2014

Poco a poco, Filpinas se reconstruye tras el paso del tifón y vuelve a normalizarse la vida anterior a la catástrofe, una vida en la que se ha conseguido vencer los obstáculos del aislamiento financiero en las zonas rurales con una gran idea, el uso del teléfono móvil como una sucursal bancaria particular.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS