Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios y los ODS

Los sistemas alimentarios sostenibles no solo ayudan a erradicar el hambre y la malnutrición: también pueden encaminar a la comunidad internacional hacia el logro de avances decisivos en pos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Clica sobre los cuadrados para saber más.

Fin de la pobreza
Objetivo 1:

Fin de la pobreza

Más de 700 millones de personas —el 10 % de la población mundial— viven aún en condiciones de pobreza extrema. Los sistemas alimentarios sostenibles pueden contribuir a la lucha contra la pobreza mediante la creación de empleos dignos, la mejora del acceso a los alimentos y el fomento de la salud de las comunidades.

Hambre cero
Objetivo 2:

Hambre cero

Cerca de 690 millones de personas padecían de malnutrición a fines de 2019, y, de no mediar una intervención rápida, otros 130 millones podrían verse abocados al hambre crónica a causa de la pandemia de COVID-19. Es indispensable reconstruir nuestros sistemas alimentarios para hacerlos más sostenibles, productivos y resilientes y, con ello, superar las dificultades que plantea el hambre a largo plazo y gestionar las crisis más graves, como las epidemias y los fenómenos climáticos extremos.

Salud y bienestar
Objetivo 3:

Salud y bienestar

El 45 % de las muertes de niños menores de cinco años —3,1 millones de niños al año— se debe a la alimentación insuficiente. Los sistemas alimentarios sostenibles son la base de una nutrición adecuada, lo que a su vez contribuye a la buena salud de personas de todas las edades.

Educación de calidad
Objetivo 4:

Educación de calidad

En abril de 2020, cerca de 1.600 millones de niños y adolescentes no podían asistir a clase por la pandemia, y casi 369 millones que dependen del almuerzo escolar se vieron obligados a buscar otra fuente de alimentación. Con unos sistemas alimentarios sostenibles, todos los escolares podrán disfrutar de una dieta saludable y equilibrada, elemento indispensable para el éxito académico.

Igualdad de género
Objetivo 5:

Igualdad de género

Las mujeres producen del 60 % al 80 % de los alimentos en la mayoría de los países en desarrollo y la mitad de toda la producción alimentaria mundial. Los sistemas alimentarios sostenibles pueden empoderar y apoyar a las mujeres de todo el mundo y reforzar sus medios de subsistencia.

Agua limpia y saneamiento
Objetivo 6:

Agua limpia y saneamiento

La escasez de agua afecta a más del 40 % de la población mundial, y se prevé que este porcentaje vaya en aumento. Con la implantación de unos sistemas alimentarios sostenibles se posibilitará el uso sostenible de tan valioso recurso, al tiempo que se reducirá la contaminación de nuestros sistemas hídricos naturales.

Energía asequible y no contaminante
Objetivo 7:

Energía asequible y no contaminante

El sector energético es el mayor emisor de gases de efecto invernadero a nivel mundial. Los sistemas alimentarios sostenibles, al potenciar al máximo el uso de fuentes de energía renovable y no contaminante, reducen los efectos perniciosos del sector alimentario en el medio ambiente.

Trabajo decente y crecimiento económico
Objetivo 8:

Trabajo decente y crecimiento económico

La agricultura es el sector en el que trabajan más personas en el mundo; no en vano da sustento al 40 % de la población mundial. Los sistemas alimentarios sostenibles pueden generar empleos decentes y apuntalar los ingresos de miles de millones de personas.

Industria, innovación e infraestructuras
Objetivo 9:

Industria, innovación e infraestructuras

Recent innovations in Los últimos avances en agricultura climáticamente inteligente demuestran que la producción de alimentos puede reportar beneficios no solo sociales y económicos, sino también ambientales. Las innovaciones tecnológicas y la inversión en infraestructura relacionada con la alimentación son también fundamentales para potenciar la eficiencia de los sistemas alimentarios. Si se amplía el alcance de estas y otras innovaciones, se generalizará el provecho y la utilidad de los sistemas alimentarios sostenibles para las personas y el planeta.

Reducción de las desigualdades
Objetivo 10:

 

Unos 1.500 millones de personas viven en hogares cuya subsistencia depende de un minifundio; muchos de esos hogares padecen pobreza extrema. Los sistemas alimentarios sostenibles pueden ayudar a mejorar la situación de los más pobres proporcionándoles empleos dignos, ingresos suficientes y una dieta saludable y equilibrada.

Ciudades y comunidades sostenibles
Objetivo 11:

Ciudades y comunidades sostenibles

Desde 2007, más de la mitad de la población mundial reside en ciudades, porcentaje que, según las previsiones, llegará al 60 % antes de 2030. Los sistemas alimentarios sostenibles pueden contribuir a que los habitantes de todas las ciudades del mundo y, en particular, los que adolecen de un poder adquisitivo limitado, estén bien nutridos.

Producción y consumo responsables
Objetivo 12:

Producción y consumo responsables

Se estima que un tercio de todos los alimentos producidos termina en el cubo de la basura de los consumidores o vendedores, o bien se echa a perder a causa de unos sistemas deficientes de transporte o recolección. Con los sistemas alimentarios sostenibles se desperdician y se echan a perder menos alimentos, y los consumidores pueden adoptar decisiones más atinadas al hacer la compra.

Acción por el clima
Objetivo 13:

Acción por el clima

El sector agrícola es responsable directo de cerca del 17 % de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Los sistemas alimentarios sostenibles pueden atenuar esos efectos mediante la reducción de algunos gases que contribuyen al calentamiento atmosférico, como el metano y el dióxido de carbono.

Vida submarina
Objetivo 14:

Vida submarina

Los océanos son la mayor fuente de proteínas del planeta, y más de 3.000 millones de personas tienen en ellos su principal fuente de aporte proteínico. Con unos sistemas alimentarios sostenibles se puede garantizar la viabilidad a largo plazo de las pesquerías de todo el mundo, sin dejar de proteger la salud de los ecosistemas que las albergan.

Vida de ecosistemas terrestres
Objetivo 15:

Vida de ecosistemas terrestres

Más del 80 % de la dieta humana es de origen vegetal. La agricultura sostenible puede reducir la deforestación, contribuir a la salud de los ecosistemas terrestres y, al mismo tiempo, brindar el sustento indispensable a personas de todo el mundo.

Paz, justicia e instituciones sólidas
Objetivo 16:

Paz, justicia e instituciones sólidas

De los 155 millones de niños que padecen raquitismo en el mundo, cerca del 80 % vive en países afectados por un conflicto violento. Los sistemas alimentarios sostenibles pueden atenuar las situaciones de estrés grave que acucian a familias, comunidades y países de todo el mundo, y allanar el terreno para el afianzamiento de la paz y el establecimiento de instituciones sólidas.

Alianzas para lograr los objetivos
Objetivo 17:

Alianzas para lograr los objetivos

La asistencia al desarrollo viene tendiendo al alza en todo el mundo desde, al menos, comienzos del siglo XXI. Al mismo tiempo, han proliferado las coaliciones, las alianzas de múltiples interesados y la cooperación Sur-Sur. Si se presta una atención especial a los sistemas alimentarios sostenibles, se imprimirá más impulso a esos avances y las personas y comunidades de todo el mundo obtendrán ventajas palpables.