Un hombre compra verduras en el supermercado.

Acerca de la Cumbre

¿Qué es la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios?

En 2021, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, convocará una Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios como parte del Decenio de Acción para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de aquí a 2030. La Cumbre pondrá en marcha medidas nuevas y audaces para avanzar en el logro de los 17 ODS, cada uno de los cuales depende hasta cierto punto de sistemas alimentarios más saludables, sostenibles y equitativos.

Gracias a la Cumbre, el mundo cobrará conciencia de que debemos trabajar todos juntos para transformar la forma en que producimos, consumimos y concebimos los alimentos. Es una cumbre para todos, dondequiera que estemos, una cumbre de los pueblos. También es una cumbre de soluciones que requerirá que todos adoptemos medidas para transformar los sistemas alimentarios del mundo. Guiada por cinco Vías de Acción, la Cumbre reunirá a agentes clave del mundo de la ciencia, los negocios, la política, la atención de la salud y los círculos académicos, así como a los agricultores, los pueblos indígenas, las organizaciones juveniles, los grupos de consumidores, los activistas ambientales y otros interesados fundamentales. Antes, durante y después de la Cumbre, estos agentes se concertarán para lograr cambios tangibles y positivos en los sistemas alimentarios del mundo.

¿Cuáles son los objetivos de la Cumbre?

El proceso de la Cumbre se propone lograr los siguientes resultados:

  1. Generar medidas importantes y avances cuantificables en la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La Cumbre logrará dar con soluciones y líderes, y hará un provechoso llamamiento a la acción en todos los niveles del sistema alimentario, entre ellos los gobiernos nacionales y locales, las empresas y los ciudadanos.
  2. Concienciar e impulsar el debate público acerca de cómo la reforma de nuestros sistemas alimentarios puede ayudarnos a todos a lograr los ODS mediante la aplicación de reformas que son buenas para las personas y el planeta.
  3. Elaborar principios que orienten a los gobiernos y otros interesados que deseen aprovechar sus sistemas alimentarios para apoyar los ODS. Estos principios establecerán una visión optimista y alentadora en la que los sistemas alimentarios desempeñarán un papel central en la construcción de un mundo más justo y sostenible.
  4. Crear un sistema de seguimiento y examen para garantizar que los resultados de la Cumbre sigan impulsando nuevas medidas y progresos. Este sistema permitirá el intercambio de experiencias, lecciones y conocimientos; también medirá y analizará las repercusiones de la Cumbre.
Una mujer cuida de las vacas.

¿Por qué los sistemas alimentarios?

Por “sistema alimentario” se entiende la constelación de actividades relacionadas con la producción, el procesamiento, el transporte y el consumo de alimentos. Los sistemas alimentarios afectan a todos los aspectos de la existencia humana. La salud de nuestros sistemas alimentarios tiene una profunda repercusión en la salud de nuestros cuerpos, así como en la salud de nuestro medio ambiente, nuestras economías y nuestras culturas. Cuando funcionan bien, los sistemas alimentarios tienen el poder de unirnos como familias, comunidades y naciones.

Pero hay demasiados sistemas alimentarios del mundo que son frágiles, vulnerables al colapso y no han sido examinados, una situación que han experimentado de primera mano millones de personas en todo el mundo durante la pandemia de COVID-19. Cuando nuestros sistemas alimentarios fallan, el desorden resultante amenaza nuestra educación, salud y economía, así como los derechos humanos, la paz y la seguridad. Como en tantos casos, los que ya eran pobres o estaban marginados son los más vulnerables.

La buena noticia es que sabemos lo que tenemos que hacer para corregir el rumbo. Los científicos están de acuerdo en que la transformación de nuestros sistemas alimentarios es una de las herramientas más poderosas para cambiar el rumbo y avanzar hacia la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. La reconstrucción de los sistemas alimentarios del mundo también nos permitirá responder al llamamiento del Secretario General de las Naciones Unidas para “reconstruir mejor” a partir de la COVID-19. Todos somos parte del sistema alimentario, y por eso debemos unirnos todos para lograr la transformación que el mundo necesita.

Un agricultor sostiene una col china.