Coaliciones para la acción climática

Una mujer trabaja en un invernadero.

Fomento de la acción: progreso de las iniciativas presentadas en la Cumbre sobre la Acción Climática de 2019

 

Con el fin de impulsar la ambición y acelerar las actuaciones para poner en práctica el Acuerdo de París, la Cumbre sobre la Acción Climática de 2019 introdujo 40 iniciativas encaminadas a abordar desafíos clave en la reducción de las emisiones, la movilización de financiación sostenible y el fomento de la adaptación y la resiliencia al cambio climático.

Coaliciones para la acción

Estas iniciativas, dirigidas por coaliciones formadas por organismos gubernamentales, empresas y miembros de la sociedad civil, están acelerando las actuaciones y el progreso en esferas clave, como reducir las emisiones en determinadas industrias, afrontar preocupaciones críticas, por ejemplo, el empleo y la igualdad de género, desbloquear la financiación para la acción por el clima, construir infraestructura sostenible para las ciudades y comunidades mediante soluciones basadas en la naturaleza, promover la adaptación y fomentar la resiliencia al clima.

La función de las Naciones Unidas como organismo organizador de la acción y la ambición con relación al clima es más necesaria que nunca. La organización y el establecimiento de coaliciones revisten un carácter cada vez más importante a la hora de alcanzar el alto grado de ambición necesario para limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados Celsius como máximo por medio de la descarbonización de los principales sectores de la economía, lo que engloba la ausencia de carbón nuevo, la financiación climática y la garantía de una transición justa.

Existen iniciativas destinadas a aumentar la eficiencia de la refrigeración, a transformar el transporte marítimo para que tenga unas emisiones netas de valor cero y a velar por que la financiación privada tenga plenamente en cuenta los costos de los riesgos climáticos. Hay iniciativas que reducirían la pérdida de diversidad biológica y las emisiones. Asimismo, existen iniciativas que velan por que la transición a una economía sostenible con bajas emisiones de carbono sea justa y beneficiosa para todos.

A pesar de las dificultades debido a la COVID-19, las iniciativas están avanzando. Aunque las iniciativas, arraigadas en la Cumbre sobre la Acción Climática, no son iniciativas de las Naciones Unidas, están impulsadas por los participantes que ayudaron a desarrollar y fortalecer las coaliciones.

Participación de las Naciones Unidas impulso de los resultados

 

El Secretario General, por medio de su Equipo de Apoyo sobre el Cambio Climático, ha seguido colaborando con los líderes de esas iniciativas y, hace poco, ha inaugurado un plan de acción para velar por que las iniciativas, las coaliciones y los compromisos puestos en marcha en la Cumbre logren unos resultados y un impulso sólidos en 2020 y posteriormente.

En estos momentos, las Naciones Unidas están colaborando con las iniciativas para garantizar que alcancen resultados medibles, como financiación nueva, para varios de los hitos relacionados con el cambio climático en 2020 y 2021. Estas iniciativas pueden contribuir de manera significativa, en los planos nacional, regional y mundial, a una recuperación verde, resiliente e inclusiva tras la COVID-19 en la práctica.

Esto conlleva un esfuerzo por asegurarse de que las iniciativas pueden cumplir con los seis principios clave que ha propuesto el Secretario General a fin de recuperarnos de la pandemia para mejorar, los cuales exigen invertir en empleos verdes, eliminar los rescates para los sectores contaminantes, suprimir los subsidios a los combustibles fósiles, tener en cuenta el clima en todas las decisiones, promover la cooperación internacional trabajando juntos y no dejar a nadie atrás.

Por otra parte, las Naciones Unidas están tratando de promover nuevas coaliciones e iniciativas en esferas donde las medidas requieren un impulso estratégico.

El portal de Nazca

 

Áreas de acción.