ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.
Invalid Link (404) : Click the UN Emblem or choose a menu option | United Nations

Invalid Link (404) : Click the UN Emblem or choose a menu option

404

 

Please check the URL to make sure you entered it correctly. You can also use our search or visit the UN Home page.

Una industria maderera que todo lo tala, menos los principios

Enlaces relacionados

Narración

SONIDOS NATURALEZA - pájaros, crujido de hojas al ser pisadas

BULU (VOZ EN OFF): (En dialecto local)
«Mi abuela vivió aquí y tuvo a mi madre, que a su vez también vivió aquí y me tuvo a mí. Y ahora yo vivo en el mismo lugar.»

«Me llamo Alice Bulu Sakui. Tengo seis hijos».

«Todos los que vivimos en Zaira somos dueños de estas tierras».

Zaira, donde viven Bulu y su familia, es una comunidad remota y diminuta de las Islas Salomón, un conjunto de más de mil pequeñas islas situadas al sur del Pacífico. El mar y el bosque son el sustento de sus habitantes.

BULU: (En dialecto local)
«Para conseguir alimentos vamos a nuestros huertos, al bosque o al mar».

Pero las comunidades como la de Bulu no son las únicas interesadas en estos ricos recursos forestales.

Los leñadores saben que pueden conseguir mucho dinero si venden la madera tropical y destruyen áreas de bosque virgen... tal vez para siempre. La tala de bosques en este país, realizada en su mayor parte por las empresas que cubren la creciente demanda mundial de maderas nobles, no solo está alterando el paisaje sino también el modo de vida de los habitantes de la isla.

El impacto social y medioambiental de esta tala es enorme, explica el reverendo Moses Maezama, que atiende a pequeñas comunidades.

REVERENDO MOSES: (En inglés)
«Afecta a la seguridad alimentaria de la comunidad, y podrían pasar años hasta que vuelva a la normalidad».

El reverendo Moses reclama un mejor control de las empresas madereras y una mayor protección legal la población. (8)

Green Jino, tío de Bulu y líder de Zaira, se resiste a la tentación de vender los derechos de las tierras a los explotadores madereros.

GREEN JINO: (En inglés)
«La tierra no debe venderse. No importa que no seamos ricos. Debemos conservarla para las generaciones futuras ¿A dónde irán si la destruimos».

Ha elaborado un plan para proteger el bosque y proporcionar al pueblo ingresos provenientes de sus recursos naturales. // En primer lugar, ha declarado área protegida una parte del bosque cercana a la aldea.

En esta zona, los habitantes solo pueden talar los árboles que necesiten para vivir

GREEN JINO: (En inglés)
«Cualquier familia que necesite pagar la escuela de sus hijos puede acudir al área protegida, elegir un árbol, cortarlo y venderlo».

«Llévate el árbol que necesites pero no elijas a uno pequeño, así tendrás uno el año que viene, y los siguientes. Y la tala será sostenible».

Junto con Green Jino trabaja el científico medioambiental Veira Pulekera, ahora con la ayuda de la Asociación para la Conservación Comunitaria de las Islas Salomón.

Juntos encontraron una forma de obtener beneficios económicos a través de la conservación del bosque virgen: el turismo ecológico. // Ahora organizan excursiones y estancias en casas tradicionales, como la de Bulu.

BULU: (En dialecto local)
«Todos nos beneficiamos porque la conservación promovemos es para toda la comunidad».

El Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques (el FNUB) anima a los Gobiernos y a los donantes internacionales a que respalden pequeños proyectos como este, cuyo objetivo es establecer alternativas a la tala sostenible a largo plazo.

Aunque se trate solo de un comienzo, para muchas comunidades como la de Zaira, el turismo ecológico les permite preservar su bosque para las próximas generaciones.

GREEN JINO: (En inglés)
«Nunca venderé la tierra... porque las personas son importantes y la tierra es importante para el futuro. Nunca la venderé; no mientras viva».

Este reportaje es una producción de Gill Fickling para las Naciones Unidas.

 

14 de mayo de 2015

Para satisfacer la demanda mundial de maderas nobles, la industria del sector en las Islas Salomon tala, de una manera destructiva, bosques en los que residen poblaciones autóctonas que, de esta forma, se quedan sin su forma de vida. Sin embargo, hay algo que no pueden talar, los principios de un antiguo propietario de tierras, que se niega a venderlas para proteger a su familia.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS