ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.
404 | United Nations

404

 

Please check the URL to make sure you entered it correctly. You can also use our search or visit the UN Home page.

La necesidad de mantener la educación de los niños refugiados

Enlaces relacionados

Narración

Jordania, hogar de unos 500.000 refugiados sirios.

Hanin, de 11 años, es uno de ellos. Ella llegó con su familia a la ciudad norteña de Irbid hace 14 meses.

«Extraño a mis amigos, a mi escuela, a mis maestros y sobre todo, a mi casa. Cuando regrese a Siria, espero volver a verlos.»

Dos años y medio después de que comenzara el conflicto sirio, más de un millón de niños se han convertido en refugiados. // Perdieron sus hogares; muchos, sus familias; y la oportunidad de crecer y prosperar.

Para garantizar que los niños como Hanin se eduquen y tengan las mismas oportunidades que otros, el ministerio de Educación, con el apoyo de UNICEF, proporciona enseñanza gratuita.

Para dar abasto, las escuelas jordanas tienen dos turnos. Ahora, más de 30.000 niños sirios asisten a clases. Pero no todas las familias conocen estos servicios.

Así es que una red de voluntarios establecida por Salven a los Niños, en Jordania y que trabaja con UNICEF, viajan a las comunidades para inscribirlos en la escuela. La voluntaria Raweeya Al Masaeed.

«Después de visitar a la familia y anotar sus detalles, sentimos que estamos proporcionando un servicio. Me da satisfacción.»

En un mes, aproximadamente mil niños fueron inscritos en las escuelas en Irbid. // El padre de Hanin, Amar Abazeed:

«Lo más importante es que completen sus estudios. Algunos niños no han asistido a la escuela durante uno o dos años. Si continúan sin educación, la nueva generación será analfabeta.»

«Disfruto con las clases de arte porque es mi afición. Y me gusta el árabe porque soy buena en eso. Me gusta dibujar las cosas que ocurrieron en Siria porque puedo soltar lo que está en mi corazón. Lo disfruto porque me recuerda a mi hogar.»

En las comunidades urbanas en toda Jordania muchos niños sirios siguen buscando una oportunidad para regresar a la escuela. // Pero proveer más espacio, maestros, libros e instalaciones es caro.

El representante alterno de UNICEF en Jordania, Michele Servadei:

«Para nosotros la financiación es un gran reto, los costos de la educación. El gobierno ya está sobrecargado, así que UNICEF también está costeando a los sirios en las escuelas públicas. Se trata de recibir la financiación a tiempo para ampliar la operación.»

Mientras tanto, Hanin y su familia aprovechan al máximo su nueva vida, manteniéndose en contacto con su país, al que un día esperan regresar.

Este reportaje fue producido por Tony Fricker para las Naciones Unidas.

4 de diciembre de 2013

Marcharse de su país a causa del conflicto es doloroso en sí para los niños de Jordania, pero ese dolor puede agravarse con el analfabetismo si no logran continuar sus estudios. Evitar ese drama es el reto del Gobierno de Jordania, ayudado por UNICEF.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS