Imagen de la devastación, se ven unas casas destruidas por el huracán Dorian.
La Iniciativa de Conexión Empresarial, que cuenta con el apoyo de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) y el Programa de Desarrollo (PNUD), es una red coordinada de empresas locales que responden a los desastres, como el huracán Dorian
Foto:Foto ONU/OCAH/Mark Garten

La gobernanza del riesgo de desastres

El Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres de este año se trata de gobernanza. La buena gobernanza del riesgo de desastres se puede medir en las vidas salvadas, la reducción del número de personas afectadas por los desastres y la reducción de las pérdidas económicas. La COVID-19 y la emergencia climática nos advierten de la necesidad de implementar una visión a largo plazo, con instituciones que planifiquen, que sean competentes y empoderadas, y que actúen en función de evidencia científica a favor del bien común.

Esto requiere contar con estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres a finales de año, como acordaron los Estados Miembros de las Naciones Unidas cuando adoptaron el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres en 2015. Necesitamos estrategias que tengan en cuenta no solo los hechos puntuales, como las inundaciones y las tormentas, sino también las que respondan al riesgo sistémico generado por las enfermedades zoonóticas, las crisis climáticas y la degradación ambiental.

Unas buenas estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres deben ser multisectoriales, que incluyan políticas en áreas como el uso de la tierra, los códigos de construcción, la salud pública, la educación, la agricultura, la protección del medio ambiente, la energía, los recursos hídricos, la reducción de la pobreza y la adaptación al cambio climático.

Es el momento de mejorar nuestra táctica si queremos dejar un planeta más resiliente a las generaciones futuras. Si quieres seguir el día en las redes sociales, puedes usar las etiquetas: #TodoEsGobernanza #DIRRD

Antecedentes

La Asamblea General de la ONU decidió designar el 13 de octubre como "Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres" (resolución 44/236) con el propósito de concienciar a los gobiernos y a la opinión pública para que tomen medidas encaminadas a minimizar los riesgos. Asimismo, los desastres, muchos de los cuales se han agravado con el cambio climático, generan un impacto negativo en el desarrollo sostenible y en los resultados deseados.

En 2016, la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR, anteriormente UNISDR) lanzó la nueva campaña "Sendai siete" centrada en los siete objetivos del Marco de Sendai, el primero de los cuales es reducir la mortalidad de desastres. La campaña busca crear un nuevo grado de sensibilización en torno a las acciones que tienen emprender todos los actores implicados, incluidos los gobiernos nacionales y locales, los grupos comunitarios, las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, las organizaciones internacionales y la ONU.

In 2015 at the Third UN World Conference on Disaster Risk Reduction in Sendai, Japan, the international community was reminded that disasters hit hardest at the local level with the potential to cause loss of life and great social and economic upheaval. Sudden onset disasters displace millions of people every year. Disasters, many of which are exacerbated by climate change, have a negative impact on investment in sustainable development and the desired outcomes.

Como los efectos de los desastres son más devastadores en el ámbito local, los gobiernos municipales y regionales son los que deben trabajar urgentemente en la preparación y respuesta a las catástrofes. El enfoque del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres se centra en proteger la vida de las personas y en las acciones que se deben tomar. Es pertinente tanto para los riesgos a pequeña como a gran escala, y tanto para los ocasionados por el ser humano como los producidos por las amenazas naturales. Abarca, además, los riesgos ambientales, tecnológicos y biológicos afines.

¿Sabías que...?

  • La asignación para la respuesta de emergencia es aproximadamente 20 veces mayor a la destinada en prevención y preparación, lo que va en contra de los principios de sostenibilidad.
  • No existen los desastres naturales como tal, se trata de peligros naturales.
  • El riesgo es la combinación de peligro, exposición y vulnerabilidad.
  • La muerte, la pérdida y los daños depende del contexto del peligro, la exposición y la vulnerabilidad.
  • Los datos y los análisis tienden a compartimentar el riesgo, para simplificarlo y hacerlo más cuantificable; lo que es contraproducente, ya que centrarse en los números hace que solo nos fijemos en las consecuencias directas a corto plazo.
Una comunidad en una ladera

Las ciudades van a la cabeza de los desastres y son uno de los temas destacados del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres. Son particularmente vulnerables a peligros meteorológicos, cada vez más frecuentes y extremos, como las tormentas o los efectos del cambio climático. La Oficina para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) lleva a cabo una campaña mundial para desarrollar ciudades más resilentes.

Un barco varado en mitad de una callle con casas destruidas.

La Oficina para la Reducción del Riesgo de Desastres tiene una oficina regional para América y el Caribe, que ofrece apoyo en toda la región y promueve una cultura para la prevención de desastres, contribuye a crear naciones y comunidades resilientes a los desastres. En su página encontrarás noticias, información sobre el Marco Sendai o informes, como el Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastres.

 

 

Días Internacionales

Los Días Internacionales nos dan la oportunidad de sensibilizar al público en general sobre temas de gran interés, tales como los derechos humanos, el desarrollo sostenible o la salud. Al mismo tiempo, pretenden llamar la atención de los medios de comunicación y los Gobiernos para dar a conocer problemas sin resolver que precisan la puesta en marcha de medidas políticas concretas. Más información.