La Universidad Nacional Kazaja Al-Farabi (Kazajistán), una institución miembro de la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI, por sus siglas en inglés), organizó recientemente una muestra fotográfica titulada Periodismo en Afganistán y un evento especial en memoria de un graduado perteneciente a la Promoción de 2015, Said Samim Faramarza, quien durante sus estudios fue un entusiasta de los Modelos de Naciones Unidas y luego se convirtió en un talentoso profesional y periodista para el canal de televisión TOLOnews en Kabul (Afganistán). 

El comunicador social murió el 5 de Septiembre de 2018 mientras cumplía funciones de trabajo junto a su colega Razim Ahmadi, así como tambié un gran número de civiles, producto de una explosión ocurrida en la capital afgana. Respecto de dicha explosión en la que perecieron al menos 22 civiles, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés), expresó su pesar por el alto precio que pagan los medios de comunicacion afganos, con la muerte de periodistas en Afganistán siendo una de las tasas más altas del mundo. Varias organizaciones no gubermanetales en la misma línea, emitieron sendas condenas sobre lo ocurrido con dichos profesionales de la comunicación. 

El evento conmemorativo así como la exhibición, permitió a los visitantes conocer las fototgrafías hechas por Rafis Abazov respecto de los desafíos múltiples de trabajar en el ámbito periodístico en Afganistán, haciendo frente a las realidades de hoy en día. La exhibició familiarizó a los participantes con la motivación que inspira a los jóvenes afganos a comprometerse con el periodismo en beneficio de su propio país. Los invitados y organizadores del evento que tomaron la palabra, enfatizaron que la labor de los periodistas es fundamental para intercambiar experiencias y desarrollar un diálogo a escala internacional. Además, los periodistas ayudar a desarrollar y fortalecer la cooperación entre Kazajistán y Afganistán.

Entre los participantes en el evento hubo profesores y personal de la Universidad Nacional Kazaja Al-Farabi y del Instituto Ban Ki-moon para el Desarrollo Sostenible, así como miembros de la Embajada afgana y de la Cámara de Comercio e Industria de Afganistán, y representates de la Cancillería kazaja y de las Naciones Unidas en dicho país.