ACNUR

Cuando los fuegos artificiales suenan como disparos. Cuando las alarmas suenan como gritos. Cuando los azotes de las puertas suenan como bombardeos.

refugees wrapped in foil blankets

Durante el primer trimestre de 2022, más de 18.000 refugiados y migrantes cruzaron el Mediterráneo para llegar a Europa. En total, 2,3 millones han realizado este mismo viaje en los últimos ocho años. Entre 2014 y 2021, más de 24.400 personas han perdido la vida o han desaparecido intentando cruzar el mar Mediterráneo. Muchas otras han sufrido indecibles violaciones de sus derechos humanos, a una escala probablemente mayor y más grave que las estimaciones, ya de por sí alarmantes. Se trata de una tragedia generalizada, de larga duración y en gran medida ignorada.

En una conversación con ACNUR, Abdulrazak Gurnah reflexiona sobre el aislamiento y la hostilidad a las que tuvo que enfrentarse de adolescente cuando llegó al Reino Unido desde Zanzíbar en 1968. “Era muy diferente, muy lejano en cuanto a cultura, características sociales, lengua, religión … fue duro e impactante,” recuerda Gurnah.  “Ser refugiado es una desgracia. No tiene nada que ver con nuestros deseos, sino con el intento por salvar nuestra vida y, en ocasiones, también la de nuestra familia”.

El mundo de Daria, de 15 años, dio un vuelco cuando la despertaron las explosiones cerca de su casa en Odesa y su madre le dijo que tenían que escapar. Hoy vive en la capital moldava, Chisináu, y reflexiona sobre la transformación que ha sufrido su vida y sus efectos psicológicos. “Mi consejo para los jóvenes de otros países es que aprecien el tiempo, la tranquilidad y la paz en la que viven,” nos cuenta Daria.

A woman carrying loads in a dark corridor

Según ACNUR, el número de personas desplazadas en el mundo alcanzó los 90 millones a finales de 2021, debido a nuevas olas de violencia y conflictos prolongados en países como Etiopía, Burkina Faso, Myanmar, Nigeria, Afganistán y la República Democrática del Congo. Además, este año, la guerra en Ucrania ha desplazado a ocho millones de personas dentro del país, y se han registrado más de seis millones de movimientos de refugiados de Ucrania. 

Ingrid sits in costume while another woman helps her put on a large and colourful headpiece

En  asociación con ACNUR, la escuela de samba de Salgueiro en Brasil, cuyo tema para el desfile de este año fue la lucha contra el racismo, invitó a 20 refugiados para promover su integración en el país. Personas de Siria, Venezuela, Angola y la República Democrática del Congo participaron en lo que es quizás el más brasileño de todos los eventos.

El Permiso de Protección Temporal colombiano ha beneficiado ya a más de 473.000 personas procedentes de Venezuela desde febrero de 2022. ACNUR ha ayudado a muchos refugiados a registrarse.

Cuando Snyre llegó a Argentina desde Haití no sabía mucho sobre programación. Cuatro años más tarde, gracias a su esfuerzo y a un taller virtual patrocinado por la Agencia de la ONU para los Refugiados, el lenguaje de la tecnología, como JavaScript, HTML o CSS, le ha permitido proyectarse como desarrolladora.

En 12 años de conflicto, unos 5,7 millones de personas sirias han encontrado seguridad en Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto, todos países vecinos. De ellos, casi dos millones son niñas y niños. Un tercio tiene 11 años o menos y nunca ha pisado el país o no tiene ningún recuerdo de Siria. ACNUR les ha pedido a algunas de estas niñas y niños que dibujen lo que Siria significa para ellas y ellos.

Tres minutos que cuentan la historia de María, una madre obligada a dejar atrás a sus hijos para protegerlos.

Un programa de ACNUR brinda a varias refugiadas en Ecuador la oportunidad de regresar a la danza y de canalizar los sentimientos y traumas del desplazamiento a través del arte y el movimiento. ¿Pero cómo? Gracias a una serie de talleres que les ayudan a superar el sentimiento de estar lejos de casa.

ONU para Refugiados y la red social TikTok acaban de lanzar una campaña musical que promueve la solidaridad con las personas refugiadas en todo el mundo.

Hoy Keyri tiene un centro de belleza que quiere ampliar y así ayudar a otras personas.

El impacto humano y el sufrimiento que está causando la guerra en Ucrania son espeluznantes. En el lanzamiento del Plan Regional de Respuesta para los Refugiados (en) de este país, ACNUR y sus socios piden $1.850 millones para apoyar a los 8,3 millones de refugiados que se prevé podrán llegar a países vecinos, como Hungría, la República de Moldavia, Polonia o Eslovaquia.

Gracias al trabajo del PNUD, ACNUR y el gobierno ecuatoriano, las y los emprendedores de este país tienen a su disposición una novedosa plataforma virtual con herramientas para el desarrollo de sus negocios.