Vista superior de un vendedor de vegetales callejero

Mensaje del Secretario General

En el Día Internacional de las Remesas Familiares, y en medio de la pandemia del COVID-19, reconocemos la determinación de 200 millones de migrantes que envían periódicamente dinero a sus hogares, y los 800 millones de familiares que viven en comunidades de todo el mundo en desarrollo, quienes dependen de esos recursos.

El año pasado, las remesas a los países de ingresos bajos y medianos alcanzaron la cifra récord de 554.000 millones de dólares, cifra que equivale a más del triple del monto de la asistencia oficial para el desarrollo y que supera a la de la inversión extranjera directa.

Sin embargo, este año el Banco Mundial prevé que las remesas disminuirán en alrededor de un 20 %, o sea, 110.000 millones de dólares; ello causará hambre, pérdidas de escolaridad y el deterioro de la salud de decenas de millones de familias, y tendrá repercusiones especialmente graves en las mujeres y las niñas. Varias naciones y organizaciones han exhortado a la acción para que “sigan fluyendo las remesas”, instando a quienes formulan políticas a que declaren el carácter esencial de los servicios de remesas y faciliten la ampliación de sus medios de envío digitales.

En este momento de crisis mundial, hago un llamamiento a todas las personas para que apoyen a los migrantes, que son uno de los motores de la economía mundial y hacen contribuciones cruciales al bienestar en todo el mundo.

Exhorto a todas las partes interesadas a que adopten medidas para reducir los costos de transferencia de las remesas, prestar servicios financieros a los migrantes y sus familias —en particular en las zonas rurales— y promover la inclusión financiera en aras de un futuro más seguro y estable. El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular ofrece una plataforma clave para la acción.

Me alienta el amplio apoyo a la campaña mundial #FamilyRemittances: Building resilience in times of crisis  (#RemesasFamiliares: creando resiliencia en tiempos de crisis).

Hagamos todo lo posible por ayudar a millones de familias a alcanzar sus propios objetivos. Así nos acercaremos, familia a familia, hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Retrato Secretario General

Me alienta el amplio apoyo a la campaña mundial #RemesasFamiliares: creando resiliencia en tiempos de crisis. Hagamos todo lo posible por ayudar a millones de familias a alcanzar sus propios objetivos. Así nos acercaremos, familia a familia, hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible. António Guterres