Una mujer ata a su bebé a la espalda
Hawa estaba embarazada cuando enviudó y perdió a parte de su familia en la Guerra de la República Centroafricana. Ella finalmente huyó y cruzó a Camerún, convirtiéndose en refugiada en el campamento de Gado, donde dio a luz a su hijo Haphisi.
Foto:ONU Mujeres/Ryan Brown

Mujeres invisibles, problemas invisibles

Para muchas mujeres, la devastadora pérdida de su pareja se ve magnificada por una lucha a largo plazo por sus derechos básicos y su dignidad. A pesar de que hay más de 258 millones de viudas en todo el mundo, históricamente estas mujeres han pasado desapercibidas, sin apoyo ni medidas en nuestras sociedades.

A día de hoy, mientras los conflictos armados, la migración y la pandemia COVID-19 dejan a decenas de miles de mujeres viudas o con sus parejas desaparecidas, las experiencias y necesidades únicas de estas mujeres deben pasar a un primer plano a tavés de sus propias voces.

La experiencia de pandemias pasadas, por ejemplo, el VIH / SIDA y el ébola, muestra que a las viudas a menudo se les niegan los derechos de herencia, se les arrebata sus propiedades después de la muerte de su pareja y pueden ser objeto de estigma y discriminación como "portadoras" de enfermedades. A nivel global, las mujeres tienen menos posibilidades de acceso a pensiones de vejez que los hombres, por lo que la muerte de un cónyuge puede conducir a la indigencia de las mujeres mayores. En el contexto actual, las viudas pueden no tener acceso a cuentas bancarias y pensiones, ya sea para pagar la atención médica si enferman o para mantenerse a sí mismas y a sus hijos. Con familias de madres solteras y mujeres mayores solteras, que ya de por sí son particularmente vulnerables a la pobreza, esta es un área que necesita atención urgente.

En el Día Internacional de las Viudas, el 23 de junio, descubramos los problemas a los que se enfrentan para salvaguardar y promover sus derechos.

Nicaraguan women

Problemas de las viudas en países en desarrollo

En pos del progreso para las viudas

Las Naciones Unidas conmemoran el 23 de junio como el Día Internacional de las Viudas (A/RES/65/189) desde 2011 con el fin de dar voz a las experiencias de las viudas y para reactivar cuanto antes el apoyo especial que necesitan.

Ahora más que nunca, este Día es una oportunidad para pasar a la acción y conseguir así lograr sus plenos derechos y el reconocimiento para las viudas.

Esto incluye proporcionarles información sobre el acceso a una parte justa de su herencia, tierras y recursos productivos; pensiones y protección social que no se basen únicamente en el estado civil; trabajo decente e igualdad de remuneración; y oportunidades de educación y formación. Capacitar a las viudas para que se mantengan a sí mismas y a sus familias también significa abordar los estigmas sociales que crean la exclusión y las prácticas discriminatorias o perjudiciales.

Asimismo, los gobiernos deben tomar medidas para mantener sus compromisos para garantizar los derechos de las viudas tal como los consagra el derecho internacional, lo que incluye la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la Convención sobre los Derechos del Niño. Incluso cuando existen leyes que protegen los derechos de las viudas, la debilidad de los sistemas judiciales de gran cantidad de estados compromete la forma en la que se defienden los sus derechos en la práctica. La falta de concienciación y la discriminación por parte de los funcionarios judiciales puede provocar que las viudas eviten acudir al sistema judicial para reclamar la restitución de sus derechos.

En definitiva, deben emprenderse programas y políticas para terminar con la violencia contra las viudas y sus hijos, mitigar su pobreza, ofrecerles educación y otras formas de ayuda. Estos programas deben incluirse en el contexto de los planes de acción para acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En situaciones posteriores a un conflicto, se debe convocar a las viudas para que participen plenamente de los procesos de reconciliación y consolidación de la paz con el fin de garantizar que contribuyan a la paz y seguridad sostenibles.

Y en el contexto de COVID-19, las viudas no deben quedarse fuera de nuestro trabajo para "reconstruir mejor". Asegurémonos de que nuestra recuperación priorice sus necesidades únicas y apoye a las sociedades para que sean más inclusivas, resistentes e iguales para todos. .

¿Sabías que...?

  • Se estima que hay 258 millones de viudas en todo el mundo, y casi una de cada diez vive en la pobreza extrema.
  • En ciertas partes del este de la República Democrática del Congo, por ejemplo, alrededor del 50% de las mujeres son viudas.
  • Muchas viudas se ven forzadas a realizar prácticas tradicionales perjudiciales, degradantes y peligrosas como parte de los rituales de sepultura y duelo.
Superimposed image of a profile of a woman against the texture of the earth

El marido de Jamila fue asesinado por insurgentes y ella junto a sus hijos se trasladaron a un campo de desplazados. Su vida era tan dura que finalmente decidió volver a casarse pensando que era la mejor opción para poder mantener a sus hijos. Pero estaba equivocada. Y es que la viudedad en determinados países es tan cruel que deciden salir de la misma cuanto antes sin poder prever un giro inesperado. 

Logo del Objetivo 5 de los ODS: Igualdad de género

Los efectos de la pandemia de COVID-19 podrían revertir los pequeños avances logrados en la igualdad de género y los derechos de las mujeres. El brote exacerba las desigualdades existentes para las mujeres y las niñas en todas las esferas, desde la salud y la economía hasta la seguridad y la protección social. No olvidemos que tenemos un compromiso con el Objetivo 5 para 2030.

illustration of people with clock, calendar, to-do list and decorations

Los Días Internacionales nos dan la oportunidad de sensibilizar al público en general sobre temas de gran interés, tales como los derechos humanos, el desarrollo sostenible o la salud. Al mismo tiempo, pretenden llamar la atención de los medios de comunicación y los Gobiernos para dar a conocer problemas sin resolver que precisan la puesta en marcha de medidas políticas concretas. Más información.