Personal de las Naciones Unidas

Mensaje del Secretario General - 2020

En el día de hoy recordamos y honramos a todas las víctimas del terrorismo. Apoyamos a quienes lloran una pérdida, y a quienes sufren todavía las heridas físicas y psicológicas de las atrocidades terroristas.

El impacto del terrorismo sobre las víctimas puede durar toda una vida y prolongarse a lo largo de varias generaciones. Aun cuando los recuerdos traumáticos no pueden borrarse, sí podemos ayudar a las víctimas y a los supervivientes buscando la verdad, la justicia y la reparación, contribuyendo a que se escuchen sus voces y defendiendo sus derechos humanos.

El tercer Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo llega en un momento de gran agitación en todo el mundo. La crisis provocada por la enfermedad por coronavirus ha cambiado la forma en que vivimos e interactuamos unos con otros.

Servicios vitales para las víctimas, como los procesos de justicia penal y el apoyo psicosocial, se han visto interrumpidos o retrasados, cuando no se les ha puesto fin, mientras los Gobiernos centran su atención y sus recursos en la lucha contra la pandemia.

Muchos actos conmemorativos y de recuerdo han sido cancelados o se han trasladado al entorno virtual, lo que ha impedido a las víctimas encontrar consuelo y solaz en la compañía de otros. Además, como consecuencia de las restricciones actuales, se ha pospuesto hasta el año próximo el primer Congreso Mundial de Víctimas del Terrorismo.

Recordar a las víctimas del terrorismo y prestarles un mayor apoyo es esencial para contribuir a que rehagan sus vidas y sanen de sus heridas. En esa labor se enmarcan nuestros esfuerzos conjuntos con parlamentarios y Gobiernos para redactar y adoptar leyes y estrategias nacionales que permitan ayudar a las víctimas.

Debemos seguir apoyando la inestimable labor de las asociaciones de víctimas. Debemos asegurarnos de que se escuche siempre a quienes han sufrido, y de que no se les olvida nunca. Hoy y siempre, las Naciones Unidas se solidarizan con todas las víctimas del terrorismo.

retrato del Secretario General

Recordar a las víctimas del terrorismo y prestarles un mayor apoyo es esencial para contribuir a que rehagan sus vidas y sanen de sus heridas. En esa labor se enmarcan nuestros esfuerzos conjuntos con parlamentarios y Gobiernos para redactar y adoptar leyes y estrategias nacionales que permitan ayudar a las víctimas. Debemos seguir apoyando la inestimable labor de las asociaciones de víctimas. Debemos asegurarnos de que se escuche siempre a quienes han sufrido, y de que no se les olvida nunca. Hoy y siempre.

António Guterres