Una votante muestra pruebas de haber ejercido su derecho al voto en las urnas en las elecciones parlamentarias de Timore-Leste. ONU/Martine Perret.

Mensajes

Mensaje del Secretario General para 2021

Nuestro mundo se encuentra en una encrucijada.

La pandemia de COVID-19, la crisis climática y la expansión de la tecnología digital en todos los ámbitos de nuestra vida han creado nuevas amenazas para los derechos humanos.

La exclusión y la discriminación crecen de forma desmedida.

El espacio público está estrechándose.

La pobreza y el hambre van en aumento por primera vez en decenios.

La desigualdad es cada vez más profunda.

Pero podemos elegir una senda diferente.

Hoy hace 73 años, la Asamblea General aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Los principios enunciados en esa sencilla Declaración siguen siendo la clave para hacer realidad todos los derechos humanos —civiles, económicos, culturales, sociales y políticos— para todas las personas y en cualquier lugar.

La recuperación de la pandemia debe ser una oportunidad para llevar más allá los derechos humanos y las libertades fundamentales y para restablecer la confianza.

Confianza en la justicia e imparcialidad de las leyes e instituciones.

Confianza en que una vida digna está al alcance de la mano.

Fe en que las personas pueden ser escuchadas con justicia y resolver sus quejas de forma pacífica.

Las Naciones Unidas defienden los derechos de todos los miembros de nuestra familia humana.

Hoy y todos los días, seguiremos trabajando por la justicia, la igualdad, la dignidad y los derechos humanos para todo el mundo.

Feliz Día de los Derechos Humanos.

António Guterres

António Guterres

La recuperación de la pandemia debe ser una oportunidad para llevar más allá los derechos humanos y las libertades fundamentales y para restablecer la confianza.

António Guterres

Mensaje de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para 2020

En los últimos dos años hemos comprobado con dolor el intolerable coste que suponen las crecientes desigualdades.

La igualdad es la base de los derechos humanos

Esto no significa que todos debamos tener el mismo aspecto, pensar de la misma manera o actuar del mismo modo.

Todo lo contrario.

Significa aceptar nuestra diversidad y reclamar que todos seamos tratados sin discriminación de ningún tipo.

Significa que independientemente de quiénes seamos, a quién amemos o dónde vivamos, todos tengamos igualdad de oportunidades para vivir en dignidad y perseguir nuestros sueños.

Que desde el momento en que nacemos, en cualquier lugar de este planeta, tengamos los mismos derechos.

El derecho a la vida, a la salud y a la educación.

El derecho a decir lo que pensamos sin ningún miedo.

El derecho a disfrutar nuestra vida en un ambiente sano.

Con entender que, como una sola humanidad, la única manera para avanzar es trabajar juntos por el bien común.

Pero las desigualdades exacerbadas por la COVID-19 nos están haciendo retroceder.

Ya es hora de que reaccionemos. Y que acabemos con ellas.

En este Día de los Derechos Humanos, les invito a unirse a mí contribuyendo con su participación y sus esfuerzos en pro de la igualdad.

Para reconstruir un mundo mejor tras esta crisis; un mundo más justo y más verde.

Para reconstruir nuestras sociedades y que sean más resilientes y sostenibles.

Para defender los derechos humanos. Para todas las personas.

Michelle Bachelet

Michelle Bachelet