Una multitud de compradores en Myungdong, en el centro de Seúl.