El Secretario General António Guterres en una pantalla con un fondo con los iconos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Mensaje del Secretario General

En este Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, centramos nuestra atención en las tecnologías digitales para las personas mayores y el envejecimiento saludable.

Desde la construcción de ciudades más inteligentes hasta la lucha contra la discriminación por motivos de edad en el lugar de trabajo, pasando por la inclusión financiera, la salvaguarda de la independencia y el apoyo a millones de cuidadores en todo el mundo, las tecnologías de la información tienen un enorme potencial para mejorar la vida de las personas mayores y sus familias y comunidades.

Pero para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen el 5G, la inteligencia artificial, Internet de los objetos, la salud digital y otras tecnologías, debemos mejorar significativamente la accesibilidad y la inclusión.

Casi la mitad de la humanidad aún no tiene acceso a Internet. Para 2030, hemos de conectar a todos, en todas partes, ya que todo el mundo debe poder aprovechar las tecnologías digitales para no quedarse atrás. Al mismo tiempo, debemos tomar medidas para prevenir y reducir los peligros de la tecnología de la información, en particular la difusión de información engañosa y la explotación de datos personales.

Esta es la visión de mi Hoja de Ruta para la Cooperación Digital: abrazar la promesa de la tecnología digital y, al mismo tiempo, proteger a las personas de los peligros que presenta.

Felicito a la Unión Internacional de Telecomunicaciones por su labor crucial para reducir la brecha digital, establecer normas y conectar a las personas dondequiera que estén, independientemente de los medios de que dispongan.

En el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, comprometámonos a trabajar juntos para velar por que la tecnología sea equitativa, segura y asequible para todas las personas y todas las edades.

António Guterres

António Guterres