Tres hombres sonríen a cámara desde un buque

Mensaje del Secretario General para 2021

Este año, el tema del Día Marítimo Mundial —“La gente de mar: en el corazón del futuro del transporte marítimo”— rinde homenaje a la profesionalidad y la resiliencia de la gente de mar y reconoce el papel esencial que desempeñan en la protección de las cadenas mundiales de suministro vitales y el transporte de más del 80 % del comercio mundial en tiempos extraordinariamente difíciles.

La pandemia de COVID-19 sigue ejerciendo una inmensa presión física y mental sobre los dos millones de hombres y mujeres que sirven en la flota mercante mundial. Cientos de miles de personas siguen pasando largas temporadas en el mar, con períodos de servicio que exceden en muchos meses lo estipulado en sus contratos. Al no poder desembarcar, regresar a sus casas ni ser relevada, y al no tener acceso a asistencia médica, la gente de mar se enfrenta a una crisis humanitaria que pone en peligro la seguridad y el futuro del transporte marítimo.

Renuevo mi llamamiento a los Gobiernos para que aborden su difícil situación designando oficialmente a la gente de mar y otro personal marino como “trabajadores esenciales”, garantizando relevos seguros en las tripulaciones, aplicando los protocolos establecidos y velando por que la gente de mar varada sea repatriada y que otras personas se incorporen a los buques.

Es necesario que estos trabajadores esenciales tengan acceso a los programas nacionales de vacunación, y deben tomarse medidas para que las tripulaciones internacionales se vacunen en los puertos designados. Los Gobiernos tienen el deber de respetar las obligaciones impuestas por los tratados internacionales en este ámbito y de prestar asistencia a todo marino que se encuentre en peligro, proporcionándole incluso asistencia médica y garantizando el respeto de sus derechos y necesidades.

En el futuro, la gente de mar desempeñará un papel decisivo en el avance del sector marítimo hacia unos niveles de seguridad y sostenibilidad cada vez más elevados, con lo que contribuirá a que el sector cumpla su papel vital en la creación de un futuro sostenible para las personas y el planeta.

António Guterres

António Guterres

 

Es necesario que estos trabajadores esenciales tengan acceso a los programas nacionales de vacunación, y deben tomarse medidas para que las tripulaciones internacionales se vacunen en los puertos designados. Los Gobiernos tienen el deber de respetar las obligaciones impuestas por los tratados internacionales en este ámbito y de prestar asistencia a todo marino que se encuentre en peligro, proporcionándole incluso asistencia médica y garantizando el respeto de sus derechos y necesidades.

António Guterres