Primer plano: un trabajador de ayuda humanitaria transporta a una niña, rescatada de un barco de refugiados.

Lo que supone dedicarse a la labor humanitaria

En cada minuto del día, las Naciones Unidas ayudan a aliviar el sufrimiento de personas atrapadas en situaciones de crisis en todo el mundo.

Aunque los desafíos humanitarios siguen creciendo, también aumenta el compromiso del personal humanitario.

El 13 de febrero, las Naciones Unidas lanzan una campaña mundial titulada “Lo que supone la labor humanitaria” para resaltar el increíble impacto y el alcance de la respuesta humanitaria de la ONU, así como la pasión y la energía de las personas que la hacen realidad.

¿Qué hay que tener para llevar alimentos, medicinas, refugio y escuelas de emergencia a un número récord de personas en algunos de los lugares más peligrosos del planeta?

Esta increíble respuesta está impulsada por la compasión y liderada por personas que arriesgan sus vidas para ayudar a mujeres, hombres y niños que se encuentran en situaciones de necesidad extrema en guerras o desastres naturales, o para rehacer sus vidas tras la destrucción.

Son personas normales que llevan a cabo una tarea extraordinaria. Tienen lo que hay que tener para que el mundo cumpla con su compromiso de salvar y mejorar las vidas de los habitantes del planeta.

Puede que trabajen a miles de kilómetros de sus familias o en sus propias comunidades. A menudo trabajan en los entornos más difíciles y peligrosos del mundo, en lugares remotos e inhóspitos, exponiéndose diariamente a peligros y sacrificando su bienestar. Pasan semanas y hasta meses lejos de sus hogares. Todo ello para ayudar a personas en momentos de gran necesidad.

Con este homenaje especial al personal humanitario de la ONU, siempre preparado para responder a las situaciones de crisis, honramos su fuerza, determinación, perseverancia y todo lo que supone dedicarse a la labor humanitaria.

 

¿Sabías que las Naciones Unidas...?

  • Proveen alimentos y ayuda humanitaria en general a 91,4 millones de personas en 83 países.
  • Suministran vacunas a casi la mitad, un 45 por ciento, de las niñas y niños del mundo, y salvan así tres millones de vidas cada año.
  • Ayudan y protegen a 71,4 millones de personas que huyen de la guerra, el hambre y la persecución.
  • En este año, una de cada 45 personas en el planeta necesitará asistencia humanitaria, y la mayor parte de esa asistencia será coordinada a través de las Naciones Unidas.

Claudine Joseph – Trabajadora humanitaria de la ONU en El Chad

Una trabajadora humanitaria hablando con dos mujeres.

Claudine comenzó a trabajar en ayuda humanitaria en su país natal, Haití. Cuando el devastador terremoto de 2010, en el que murieron 230.000 personas, arrasó su ciudad Claudine se sumó a la respuesta humanitaria.

Han pasado diez años y ahora trabaja en una peligrosa región del Chad. Claudine ayuda a coordinar la ayuda humanitaria que salva las vidas y alivia el sufrimiento de personas atrapadas en un círculo vicioso de conflicto, pobreza y sequía causa por el cambio climático.

"Para vivir aquí se requiere fuerza, resiliencia, pasión, empatía y la capacidad de liderar en circunstancias difíciles", explica Claudine. "Es un lugar maravilloso y la gente necesita mucho apoyo. Es una región con gran potencial si se crearan las condiciones para aprovecharlo".

A Claudine le encanta su trabajo, pero tiene un coste personal enorme: la separación de Michael, su hijo adolescente. Claudine es madre soltera y le pidió a su hermana Lise, que vive en Nueva York, que cuidara de su hijo mientras ella trabajaba en Baga Sola, una región bastante inestable del Chad.

Visita a su hijo cada dos o tres meses. "Me preocupa haberme perdido los momentos más importantes de su infancia. Ahora ya es un adolescente. Siempre me faltarán momentos ", cuenta Claudine. "Pero la herencia que le dejo es que intento poner mi grano de arena para lograr un mundo mejor. Mi lema es: Haz cosas pequeñas con mucha pasión y corazón".

Participa

 

Debemos estar agradecidos al personal humanitario de la ONU, a gente como Claudine. Y por el bien de las personas a las que sirven, tenemos la obligación de hacer todo lo posible para que puedan llevar a cabo su labor de salvar vidas.

Participa en la campaña y expresa tu agradecimiento a través de las redes sociales.

Materiales de difusión de la campaña.

Haz un donativo

 

Contribuir al Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia es una de las formas más rápidas y eficaces de garantizar que las personas atrapadas en situaciones de crisis reciban ayuda. El cometido del Fondo es reunir las contribuciones de donantes de todo el mundo —gobiernos, organizaciones internacionales, empresas privadas e individuos— para que estén disponibles en cuanto haya una crisis y la gente necesite nuestra ayuda.

Desde su creación, el Fondo ha puesto a disposición más de 6000 millones de dólares en ayuda humanitaria en más de 100 países y territorios. En 2019, el Fondo recaudó 800 millones de dólares.

Tu contribución ayudará a salvar vidas y a llegar a millones de personas que se encuentran atrapadas en desastres naturales y conflictos, para llevarles alimentos, agua, atención médica y otros tipos de ayuda humanitaria.

Ayúdanos a ayudar a tiempo. Dona al Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia.

En cada minuto del día, las Naciones Unidas ayudan a aliviar el sufrimiento de personas atrapadas en situaciones de crisis en todo el mundo. El 13 de febrero, averigua "Lo que supone la labor humanitaria".