ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

La maternidad segura en Bangladesh

Enlaces relacionados

Narración

En Bangladesh, las mujeres pobres corren mucho riesgo cuando tienen un bebé.

Taslima tiene 18 años, está por dar a luz  y su vida peligra.

Kanchan Roy, una enfermera capacitada como comadrona para llevar a cabo partos seguros, está muy preocupada. 

"La paciente tenía dolores de parto muy severos durante muchas horas y no avanzaba la dilatación.  Le dije a sus familiares que esto era perjudicial para la madre y al bebé.  Tenía que dar a luz en un hospital, no en casa o en la clínica".

Pero el suegro de Taslima, quien toma las decisiones de la familia, la volvió a llevar a casa en vez de pagar un largo viaje en taxi hasta el hospital del distrito en Maulvibazar.

Beauty, quien a los 16 años tiene cuatro meses de embarazo, no se encuentra bien.  Su madre la trajo a la clínica de la aldea.  Tiene anemia, ictericia y una infección.  Roshana, la partera capacitada de la comunidad, le dice que necesita ir de inmediato al centro de salud de la aldea.

Dos días después, Beauty sigue en casa.  Su familia le está dando remedios de hierbas que no son eficaces.

Cada año, miles de mujeres mueren en Bangladesh de causas prevenibles durante el embarazo y el parto.  Tres de cada cuatro mujeres siguen dando a luz en casa, sin nadie que les ayude si algo va mal.

Pero la situación está cambiando.

çSe está formando a cientos de enfermeras.  El gobierno, con el apoyo del Fondo de Población de la ONU, UNFPA, se ha comprometido a utilizar 3.000 parteras para 2015, equiparando su preparación a las normas internacionales.

El Dr. Babatunde Osotimehin, el Director Ejecutivo del UNFPA.  

"Sabemos que la mejor intervención y la más importante para reducir la mortalidad materna es tener una partera cualificada durante el parto y el puerperio".  

Rekha Rani Mistry, una partera recién formada.

"Cuando alguien viene a un examen prenatal, le doy consejos sobre el embarazo y el alumbramiento, y le aconsejo que dé a luz en un hospital.  Cuando llega el momento, yo la atiendo".  

Con personal instruido y mejores instalaciones, más mujeres pueden recibir atención prenatal y asistencia especializada para dar a luz en sus propias comunidades.

Ahora también hay atención de emergencia las 24 horas del día en el hospital del distrito Maulvibazar desde que el proyecto de la ONU proporcionó equipo nuevo y ayudó a adiestrar a personal adicional.

 Pero con demasiada frecuencia no se usan los servicios.  Los educadores de salud de la comunidad están asumiendo ahora la urgente tarea de dar a conocer a las mujeres la importancia de permanecer saludables durante el embarazo y de persuadir a las familias para que utilicen los servicios disponibles.

Afortunadamente, Taslima llegó justo a tiempo.  Y tras una operación de emergencia, la madre y el bebé se salvaron.  

Beauty tuvo que esperar brevemente una cama, pero inició un tratamiento muy pronto y volvió a casa seis días después en mucho mejores condiciones.

 Con más personal facultado e instalaciones que puedan proteger las vidas de las madres y los recién nacidos, Bangladesh está luchando para que el alumbramiento deje de ser peligroso.

Este reportaje fue producido por William Ryan y Marc Westhof para las Naciones Unidas.

24 de abril de 2012

Al igual que las calamidades, las buenas acciones también se multiplican y, a veces, con muy poco, se puede hacer mucho. En Bangladesh, la pobreza y la falta de comadronas provocan que las mujeres embarazadas vivan en constante riesgo. La formación de tres mil parteras con ayuda del Fondo de Población de las Naciones Unidas, salvará en un futuro próximo decenas de miles de vidas.

Videos relacionados

Documentales
Especiales
En portada

¡Síguenos!

Facebook Youtube Twitter RSS