ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional de las Viudas
23 de junio

Mensaje del Secretario General en ocasión del Día Internacional de las Viudas

23 de junio de 2015

El desafío definitorio de nuestra época es crear un mundo más igualitario para las generaciones venideras. Esto es especialmente apremiante en el caso de las mujeres, que con frecuencia son víctimas de formas múltiples e interrelacionadas de discriminación. Las mujeres corren mayor riesgo de padecer injusticias por razón de la edad, los ingresos, el origen étnico, la discapacidad y otros factores.

Las viudas son particularmente vulnerables. Muchas ya no son jóvenes y es posible que no hayan ejercido nunca un empleo fuera del hogar. El fallecimiento de su pareja puede dejarlas en una situación precaria, en especial en las zonas de conflicto o en casos de desastre natural o crisis humanitaria.

El Día Internacional de las Viudas brinda la oportunidad de hacer valer los derechos de aquellas para quienes el duelo va seguido de la exclusión, el maltrato o la pérdida de sus hogares, medios de vida y situación social.

En las sociedades en las que solo se considera completa a la mujer casada, las viudas sufren a menudo la indiferencia o el estigma. Sin el amparo económico y social de sus maridos, muchas viudas son tenidas como un lastre por sus familias. Es posible que pierdan sus derechos hereditarios o patrimoniales, y a veces hasta son expulsadas de la comunidad.

Esta violación de los derechos humanos tiene su origen en la injusta percepción de que la mujer posee un valor inferior. Con motivo del Día Internacional de las Viudas, reafirmamos la igualdad entre hombres y mujeres.

Las Naciones Unidas están estudiando medidas concretas para ayudar a las viudas, e insto a otros asociados a que se unan a nosotros en esta iniciativa.

Debemos acabar con el estigma social y la privación económica a que se enfrentan las viudas; poner fin al elevado riesgo de abuso y explotación sexual; y eliminar los obstáculos en el acceso a los recursos y a las oportunidades económicas que limitan su futuro. También debemos defender la igualdad de derechos de las viudas a la herencia, la propiedad, la tierra y otros bienes.

En el Día Internacional de las Viudas, comprometámonos a poner fin a los comportamientos discriminatorios y a tomar medidas para garantizar que las viudas de cualquier edad gocen de los mismos derechos humanos, entre ellos el derecho a labrarse su propio futuro y a participar de manera plena en la sociedad. Este será un factor imprescindible para hacer realidad nuestra visión de una vida digna para todos.

Mensajes anteriores

 

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas