ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Mundial de los Refugiados
20 de junio

Protección de los refugiados

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y su Protocolo de 1967

Los refugiados se encuentran entre las personas más vulnerables del mundo. La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y su protocolo de 1967 constituyen los instrumentos legales únicos que amparan la protección internacional de los refugiados. Según sus provisiones, los refugiados merecen como mínimo los mismos estándares de tratamiento que el resto de extranjeros en un país y, en muchos casos, el mismo tratamiento que los nacionales.

La Convención de 1951, que define quien es un refugiado, contiene una serie de sus derechos y también pone de relieve sus obligaciones hacia el país de acogida. La piedra angular de la Convención es el principio de no devolución. De acuerdo con este principio, un refugiado no debe ser devuelto a un país donde se enfrenta a graves amenazas a su vida o su libertad. Esta protección no puede reclamarse por los refugiados que están considerados un peligro razonable para la seguridad del país, que hayan sido condenados por un delito particularmente grave o que se consideren un peligro para la comunidad.

Los derechos contenidos en la Convención de 1951 incluyen:

Algunos derechos básicos, incluido el derecho a ser protegidos contra la devolución, se aplican a todos los refugiados. Un refugiado adquiere el derecho a otros derechos cuanto más tiempo permanezcan en el país anfitrión, derecho basado en el reconocimiento de que cuanto más tiempo permanecen en calidad de refugiados, más derechos necesitan.

Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

Hechos y cifras

A finales de 2011, la población total de competencia del ACNUR se estimó en 35,4 millones de personas, que se desglosan de la siguiente manera:

  • 10,4 millones de refugiados;
  • 895.300 solicitantes de asilo;
  • 531.900 refugiados repatriados en 2011;
  • 15,5 millones de desplazados internos protegidos y/o asistidos
    por el ACNUR;
  • 3,2 millones de desplazados internos que han regresado a su lugar de origen en 2011;
  • 3,5 millones de personas apátridas;
  • 1,4 millones de demás personas de que se ocupa la Oficina.

Fuente: Protección de los refugiados y el papel del ACNUR (septiembre de 2012) Documento PDF en inglés

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados se estableció el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. La Agencia tiene el mandato de dirigir y coordinar la acción internacional para proteger y resolver los problemas de los refugiados en todo el mundo. Su objetivo principal es salvaguardar los derechos y el bienestar de los refugiados. Se esfuerza por garantizar que todos puedan ejercer el derecho a solicitar asilo y encontrar refugio seguro en otro Estado, con las opciones de regresar a sus hogares de forma voluntaria, de integrarse locamente o de reasentarse en un tercer país.

El mandato del ACNUR se distingue de otros agentes humanitarios, porque proporciona protección internacional a los refugiados que no gozan de la protección de sus gobiernos. También reconoce que se necesitan la cooperación y el apoyo internacional para complementar los esfuerzos del país anfitrión, que tiene la responsabilidad primordial de satisfacer las necesidades de los refugiados.

El 2011 estuvo marcado por una sucesión de crisis importantes de refugiados. Solamente los conflictos en Côte d'Ivoire, Libia, Somalia y Sudán obligaron a más de 800.000 personas a huir los países vecinos, la cifra más alta en más de una década. Además, se estima que 3,5 millones de personas fueron desplazadas dentro de las fronteras de sus países, una quinta parte más que en 2010. A finales de 2011, unos 42,5 millones personas en el mundo eran consideradas como desplazados por la fuerza debido a los conflictos y la persecución. Ellos incluyen 15,2 millones de refugiados: 10,4 millones bajo el mandato del ACNUR y 4,8 millones de refugiados palestinos inscritos en el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS).

Reconstruyendo vidas en paz y en dignidad

La ACNUR proporciona protección legal a los refugiados y busca soluciones duraderas a sus problemas, ayudándoles ya sea a regresar voluntariamente a sus hogares o a que se asienten en otros países. Su objetivo es ayudar a los refugiados y a otras personas desplazadas por la fuerza a reconstruir sus vidas en paz y con dignidad.

La agencia tiene como objetivo defender los derechos de todas las personas desplazadas, entre ellas mujeres, niños, personas mayores y personas con discapacidad. Busca reunirlos con sus familias, protegerlos de la explotación sexual, el abuso, la violencia y el reclutamiento militar, y ofrece educación y formación, servicios de salud, etc.

Cuando hay una afluencia masiva de refugiados o de desplazados internos en una región, el ACNUR puede enviar a 300 personas cualificadas en menos de 72 horas después de una crisis y dirige las actividades de socorro para proporcionar refugios de emergencia (campamentos, centros de acogida, refugios improvisados) y suministrar bienes esenciales tales como tiendas de campaña, mantas y lonas de plástico.

La ACNUR también ayuda a construir clínicas, escuelas y pozos de agua para los habitantes del refugio y les da acceso a la atención médica y apoyo psicosocial durante su exilio. Coordina las actividades de reunificación familiar y los programas de desmovilización, de desarme y la integración de los niños vinculados a las fuerzas armadas.

Repatriación e integración

La repatriación voluntaria de un refugiado a su país o región de origen es considerada la solución más deseable de todas. A su regreso a casa, el ACNUR organiza visitas regulares de seguimiento y proporciona información de seguridad mientras participa en las actividades de reconciliación comunitaria y proporciona ayuda legal.

Los refugiados que no pueden regresar a sus hogares a menudo se intengran localmente en las sociedades de acogida o el reasentamiento en un tercer país. En tales casos, el ACNUR apoya los programas de integración, como la orientación cultural, su idioma y la formación profesional, y ofrece asesoramiento jurídico y apoyo psicológico para garantizar que las personas estén bien integradas y reasentadas pacíficamente en las sociedades.

Más información

Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS)

De un total estimado de 15,2 millones de refugiados en 2011, 4,8 millones eran refugiados palestinos inscritos en el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS)

.

El Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) ofrece asistencia, protección y defensa de los refugiados palestinos inscritos. El OOPS ofrece servicios de educación, salud, servicios sociales y de socorro, servicios de microfinanciación y asistencia de emergencia para refugiados, servicios de infraestructura y mejoras en los campamentos de refugiados, y protección, incluso en épocas de conflicto armado.

 

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas