ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a las minas 4 de abril

Mensaje del Secretario General en relación con el Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades relativas a las Minas

4 de abril de 2012

Los programas de las Naciones Unidas de actividades relativas a las minas hacen una contribución inestimable a la recuperación después de los conflictos, las actividades de socorro humanitario, las operaciones de paz y las iniciativas de desarrollo. Impiden que las minas terrestres y otras municiones explosivas causen nuevos daños indiscriminados mucho después de que los conflictos hayan terminado y ayudan a transformar zonas peligrosas en tierras productivas. Las actividades relativas a las minas dirigen a las comunidades por la vía de la estabilidad duradera.

En Libia, el personal encargado de las actividades relativas a las minas ha respondido a la amenaza que plantean las minas terrestres, las municiones en racimo y la falta de zonas seguras de almacenamiento de municiones. Se han asegurado o eliminando de escuelas, carreteras o zonas residenciales miles de restos explosivos de guerra y decenas de miles de personas han recibido educación sobre sus riesgos.

Durante el año pasado, los encargados de las actividades relativas a las minas también han prestado asistencia en la gestión de existencias en Albania, Côte d’Ivoire y la República Democrática del Congo. El reciente desastre en Congo Brazzaville, donde explotó un depósito de armas, es un recordatorio trágico de la necesidad de esa gestión.

En este Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas estamos “prestando nuestras piernas” en una campaña para mostrar apoyo y compasión para los supervivientes. Trabajando estrechamente con autoridades nacionales y organizaciones no gubernamentales, las Naciones Unidas están educando sobre losriesgos de las minas y prestando asistencia a las víctimas en más de 40 países, enseñando a las comunidades cómo vivir de manera segura en zonas contaminadas y ayudando a los supervivientes con discapacidades a obtener acceso a la plena gama de servicios y derechos consagrados en la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

Doy las gracias a todos los que contribuyen a las actividades internacionales relativas a las minas. También encomio a los 159 Estados que han acordado obligarse por la Convención sobre la prohibición del empleo de minas antipersonal, los que se han sumado a la Convención sobre Municiones en Racimo y al Protocolo V sobre restos explosivos de guerra y los 110 Estados que han ratificado la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

En este Día Internacional, pido una adhesión universal a esos importantes tratados y un mayor apoyo a la concienciación sobre las minas y las actividades relativas a las minas. Las minas terrestres y los restos explosivos de guerra obstaculizan el desarrollo y ponen en peligro las vidas. Eliminémoslos juntos para lograr un mundo seguro y sostenible.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas