Mensaje del Secretario General 2017

En el Día Internacional del Migrante reconocemos la contribución de los 258 millones de migrantes del mundo y celebramos su dinamismo.

Está más que probado que los migrantes generan beneficios económicos, sociales y culturales para todas las sociedades. Pese a ello, por desgracia, la hostilidad hacia los migrantes está aumentando en todo el mundo. Nunca ha sido tan urgente ser solidarios con ellos.

La migración es un fenómeno que ha existido siempre. Desde tiempos inmemoriales, las personas han migrado en busca de nuevas oportunidades y de una vida mejor. El cambio climático, la demografía, la inestabilidad, las desigualdades cada vez mayores y las aspiraciones a una vida mejor, así como las necesidades no satisfechas en los mercados laborales, nos indican que la migración seguirá existiendo.

Necesitamos que la cooperación internacional sea eficaz en la gestión de la migración para asegurarnos de que sus beneficios se distribuyan de la manera más amplia y de que los derechos humanos de todos los interesados estén debidamente protegidos; así se reconoce en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El año pasado, los dirigentes mundiales se comprometieron a concertar un pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular en 2018. Para seguir avanzando, comprometámonos a conseguir que la migración redunde en beneficio de todos.