ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional de los Bosques
21 de marzo

Mensaje del Secretario General sobre el Día Internacional de los Bosques

21 de marzo de 2013

Los bosques son vitales para nuestro bienestar. Cubren casi una tercera parte del mundo y proporcionan una valiosa serie de beneficios sociales, económicos y ambientales. Tres cuartas partes de los recursos de agua dulce provienen de zonas de captación arboladas. Los bosques estabilizan las laderas y evitan los desprendimientos de tierras; protegen las comunidades costeras contra los tsunamis y las tormentas. Más de 3.000 millones de personas utilizan leña como combustible; unos 2.000 millones de personas dependen de los bosques para su subsistencia y los utilizan como fuente de ingresos, y 750 millones de personas viven en ellos.

Mediante la proclamación del Día Internacional de los Bosques, las Naciones Unidas han creado una nueva plataforma para crear conciencia sobre la importancia que todos los tipos de ecosistemas forestales revisten para el desarrollo sostenible.

Los bosques suelen estar en la primera línea de demandas contrapuestas. La urbanización y las necesidades de consumo de una población cada vez más numerosa están vinculadas a la deforestación en beneficio de una agricultura a gran escala y la extracción de madera, petróleo y recursos minerales valiosos. A menudo las carreteras que proporcionan infraestructuras para estas empresas facilitan el acceso de otros usuarios de los bosques que pueden exacerbar aún más la tasa de pérdida forestal y de la diversidad biológica.

Los bosques también son fundamentales para la lucha contra el cambio climático. Almacenan más carbono del que se encuentra en la atmósfera. La deforestación y los cambios en el uso de la tierra representan el 17% de las emisiones de dióxido de carbono de origen humano. A medida que las pautas meteorológicas se alteran como consecuencia del cambio climático, muchas zonas boscosas son cada vez más vulnerables. Ello pone de relieve que es apremiante llegar a un acuerdo global, inclusivo y jurídicamente vinculante sobre el cambio climático, que aborde la cuestión de las emisiones de gases de efecto invernadero e impulse la protección y la ordenación sostenible de los bosques.

A pesar de esos enormes desafíos, hay algunos indicios alentadores. La tasa mundial de deforestación ha disminuido en casi un 20% en el último decenio. Ahora tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para proteger los bosques, incluso mediante su incorporación a la agenda para el desarrollo con posterioridad a 2015 y a las metas de desarrollo sostenible.

En este primer Día Internacional de los Bosques, insto a los gobiernos, las empresas y todos los sectores de la sociedad a que se comprometan a reducir la deforestación, prevenir la degradación de los bosques, reducir la pobreza y promover medios de vida sostenibles para todos los pueblos que dependen de los bosques.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas