ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Mundial del Síndrome de Down
21 de marzo

Mensaje del Secretario General en el Día Mundial del Síndrome de Down

21 de marzo de 2012

Hoy celebramos por primera vez el Día Mundial del Síndrome de Down. Felicito a los gobiernos, activistas, familias, profesionales y demás personas de todo el mundo que han colaborado y trabajado de forma tan intensa y apasionada para hacer de este Día una realidad.

Las personas con síndrome de Down, incluidos los niños han estado relegadas durante demasiado tiempo, al margen de la sociedad. En muchos países, siguen enfrentándose al estigma y la discriminación, así como a obstáculos jurídicos y barreras debidas a la actitud y al entorno que les impiden participar en sus comunidades.

La discriminación puede manifestarse en medidas tan execrables como la esterilización forzada, o de manera más sutil como la segregación y el aislamiento mediante barreras tanto físicas como sociales. A las personas con síndrome de Down se les suele negar el derecho de igual reconocimiento ante la ley, así como el derecho a votar o a ser elegidos. Las deficiencias intelectuales también se han considerado una razón legítima para privar de libertad a las personas con síndrome de Down y enviarlas a instituciones especializadas, a veces para toda la vida.

En muchos países, los niños y las niñas con discapacidad intelectual no tienen acceso suficiente al sistema educativo general. El prejuicio de que los niños con síndrome de Down entorpecen la educación de sus compañeros ha llevado a los padres de muchos niños con discapacidad intelectual a matricular a sus hijos en escuelas especiales o a mantenerlos en casa. Sin embargo, los estudios demuestran que la diversidad en el aula favorece el aprendizaje y el entendimiento, de lo que se benefician todos los niños, y cada vez son más las personas que comparten esta idea.

Durante décadas, las Naciones Unidas han trabajado para asegurar el bienestar y los derechos humanos de todas las personas. Esas actividades se fortalecieron con la adopción de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad en 2006. La Convención trajo consigo un cambio de paradigma, por el que las personas con discapacidad dejan de ser objeto de la caridad y los servicios sociales y pasan a ser personas con los mismos derechos y dignidad, que pueden contribuir enormemente a la sociedad por derecho propio.

En este Día, reafirmemos el derecho de las personas con síndrome de Down a disfrutar plena y efectivamente de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales. Pongamos todos de nuestra parte para que los niños y las personas con síndrome de Down participen plenamente en el desarrollo y la vida de la sociedad de la que forman parte en las mismas condiciones que los demás. Construyamos una sociedad inclusiva para todos.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas