Antecedentes

Cada día unas 800 mujeres en todo el mundo pierden la vida a raíz de complicaciones del embarazo o del parto. Por cada mujer que muere debido a causas relacionadas con la maternidad, se estima que al menos otras 20 mujeres enferman por estas causas, y una de las más graves consecuencias es la fístula obstétrica.

El 18 de diciembre de 2014 la Asamblea General adoptó una resolución (A/RES/67/147 Documento PDF) auspiciada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), con el objetivo de intensificar los esfuerzos encaminados a terminar con esta lesión. La celebración de este día debe servir para crear conciencia e intensificar de manera significativa las medidas dirigidas a erradicar la fístula obstétrica.

La resolución hace, además, un llamamiento para que se garantice el registro y seguimiento de los casos de fístula y para que se mejore el tratamiento médico de las mujeres que sufren esta lesión y se evite que vuelvan a padecerla en el caso de futuros embarazos.

El texto contó con el apoyo de 150 Estados miembros y fue adoptado por unanimidad.