ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional de Solidaridad con los miembros del personal detenidos o desaparecidos
25 de marzo

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional de Solidaridad con los miembros del personal detenidos y desaparecidos

Nueva York, 25 de marzo de 2011

Según el Departamento de Seguridad, al menos 28 miembros del personal civil de las Naciones Unidas fueron detenidos o arrestados en 2010 en casos que se consideraron relacionados con el trabajo. Otros 12 policías y civiles fueron secuestrados. Un colega en Darfur estuvo detenido durante casi tres meses.

Felicito a los 89 Estados Miembros que han ratificado la Convención sobre la Seguridad del Personal de las Naciones Unidas y el Personal Asociado aprobada en 1994, la piedra angular del régimen jurídico que ofrece protección al personal que trabaja en entornos hostiles e inestables.

También celebro que el año pasado entrara en vigor el Protocolo Facultativo de la Convención aprobado en 2005, que corrige un defecto de la Convención al ampliar la protección jurídica más allá de las operaciones de paz a todas las demás operaciones de las Naciones Unidas que prestan asistencia humanitaria, política o de desarrollo para la consolidación de la paz y a las que prestan asistencia humanitaria de emergencia. Sin embargo, la gran mayoría de Estados Miembros de las Naciones Unidas (169) todavía no forman parte de este régimen.

Pido a todos los Estados que no lo hayan hecho que ratifiquen o se adhieran a la Convención y a su Protocolo sin demora.

Doy las gracias al Comité Permanente sobre la seguridad y la independencia de la administración pública internacional del Consejo del Personal por seguir sensibilizando al público, procurando que los autores de los actos mencionados comparezcan ante la justicia y reforzando el compromiso de los gobiernos con la seguridad del personal de las Naciones Unidas y el personal asociado.

Este Día Internacional es el aniversario del secuestro de Alec Collett, un ex periodista que trabajaba para el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente y fue secuestrado por hombres armados en 1985. Con sus restos encontrados y entregados a su familia en 2009, este día es también una ocasión para honrar su memoria.

El personal de las Naciones Unidas y el personal asociado, así como nuestros colegas de la comunidad de organizaciones no gubernamentales y la prensa, realizan misiones vitales para salvar vidas de personas víctimas de crisis y necesitadas en todo el mundo. Pido a todos los asociados que hagan todo lo posible para que estas personas puedan desarrollar su labor en el entorno más seguro posible.

Ban Ki-moon

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas