Mensaje del Secretario General 2017

El mundo está en muy buenas condiciones de alcanzar la meta de poner fin a la epidemia del SIDA para 2030. Hoy tienen acceso a tratamiento casi 21 millones de personas que viven con el VIH, y ese número debería superar los 30 millones para 2020. Las muertes relacionadas con el SIDA y las nuevas infecciones por el VIH están disminuyendo. Hay grandes esperanzas de que el mundo pueda cumplir su promesa, pero aún queda mucho más por hacer.

Lamentablemente, algunas partes de la respuesta al VIH se están quedando atrás. En algunas regiones del mundo, donde las nuevas infecciones por el VIH y las muertes relacionadas con el SIDA van en aumento, se están menoscabando logros que mucho costó obtener.

Las mujeres y las niñas siguen viéndose afectadas desproporcionadamente por el VIH, sobre todo en África. En cuanto a los hombres, es menos probable que sepan que viven con el VIH y que traten de obtener tratamiento, por lo que es más probable que lo transmitan. Hay demasiadas personas que no están en condiciones de acceder a los servicios que necesitan para tratar su enfermedad o mantenerse sanas.

En este Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, hago un llamamiento para que renovemos el compromiso de poner fin a la labor iniciada y dejemos la epidemia del SIDA en el pasado.

António Guterres