Mujeres, paz y seguridad

UN Photo/Ky Chung
UN Photo/Ky Chung

Cuestiones de género/mujeres, paz y seguridad en el Departamento de Asuntos Políticos

Una de las prioridades destacadas del Departamento de Asuntos Políticos (DAP) de las Naciones Unidas es aumentar la participación eficaz de las mujeres en las iniciativas de establecimiento de la paz y prevención de conflictos. Esta cuestión se incluyó por primera vez en la agenda del Consejo de Seguridad en 2000 con la aprobación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad, relativa a las mujeres, la paz y la seguridad. Sin embargo, a pesar de los muchos compromisos e iniciativas globales y regionales, el número de mujeres que participan en procesos formales de establecimiento de la paz sigue siendo bajo y muchos acuerdos de paz no incluyen disposiciones sobre género que respondan de forma suficiente a las necesidades de las mujeres en los ámbitos de la seguridad y la consolidación de la paz.

Las misiones políticas especiales sobre el terreno del DAP cuentan con asesores de género o coordinadores de cuestiones de género; mujeres y hombres que orientan y proporcionan apoyo a los dirigentes de dichas misiones y a los Enviados Especiales y Representantes Especiales del Secretario General sobre formas de promover la participación política de las mujeres, aumentar la inclusividad de los procesos de paz y las iniciativas de prevención e incorporar una perspectiva de género en la labor política de las Naciones Unidas. Los contactos con la sociedad civil, especialmente los grupos de mujeres, pueden ayudar a prevenir o resolver conflictos, ya que estos grupos suelen tener un conocimiento profundo de las dinámicas sobre el terreno debido a sus redes y a su acceso a zonas restringidas. Pueden ayudar a las funcionarias y funcionarios que participan en los procesos de establecimiento de la paz a abordar problemas específicos y determinar las causas fundamentales de los conflictos en sus etapas iniciales, antes de que se deteriore la situación.

En los países en los que las Naciones Unidas apoyan procesos de paz, las asesoras y asesores de género ayudan a organizar consultas con la sociedad civil y grupos de mujeres y proporcionan asesoramiento sobre formas eficaces de incluir a las mujeres y las opiniones de estas en dichos procesos, por ejemplo, mediante la creación de mecanismos consultivos paralelos, como una junta consultiva de mujeres. Cuando proporciona apoyo electoral, el Departamento también promueve la participación política de las mujeres en las elecciones, por ejemplo, a través de medidas especiales de carácter temporal, como el establecimiento de cuotas electorales. A fin de apoyar a las instancias de mediación y los Estados Miembros para lograr que los procesos de paz sean más inclusivos y tengan en cuenta las cuestiones de género, el DAP ha elaborado dos documentos de orientación para mediadores y especialistas en mediación, uno titulado “Cómo abordar la violencia sexual relacionada con los conflictos en el curso de las hostilidades y en los acuerdos de cesación del fuego” (2012) y otro titulado “Orientación sobre género y estrategias de mediación inclusivas” (2017).

En 2016, el DAP creó una dependencia autónoma de género, paz y seguridad que supervisa la aplicación en el Departamento de la agenda sobre las mujeres, la paz y la seguridad. Esta dependencia es responsable de elaborar políticas, desarrollar la capacidad del personal del DAP que trabaja en el establecimiento de la paz y ayudar al personal del Departamento en la sede y las misiones a aplicar las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre mujeres, paz y seguridad y violencia sexual relacionada con los conflictos. El Departamento incorpora de forma transversal la perspectiva de género a fin de aplicar la agenda sobre las mujeres, la paz y la seguridad, lo que significa que este ámbito no es responsabilidad únicamente de las asesoras y asesores de género, sino de todo el personal, desde el nivel directivo hasta el de auxiliares de equipo.

 

Resoluciones del Consejo de Seguridad

En 2000, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 1325, relativa a las mujeres, la paz y la seguridad, que le había presentado una coalición de Estados Miembros diversa y representativa desde el punto de vista geográfico, que incluía a Bangladesh, Namibia, el Canadá y Jamaica, y un grupo sólido de organizaciones de mujeres de la sociedad civil de todo el mundo. Fue la primera resolución del Consejo de Seguridad en incluir a las mujeres en la agenda de paz y seguridad y en ella se reconocieron los efectos de la guerra sobre las mujeres y la contribución de estas a la resolución de conflictos y a la paz sostenible.

La resolución se basa en cuatro pilares: 1) el papel de las mujeres en la prevención de conflictos, 2) su participación en la consolidación de la paz, 3) la protección de sus derechos durante los conflictos y después de ellos, y 4) sus necesidades especiales en el momento de la repatriación y el reasentamiento, así como para la rehabilitación, la reintegración y la reconstrucción después de los conflictos. Existen ocho resoluciones relacionadas con la agenda sobre las mujeres, la paz y la seguridad, que se pueden dividir en dos grupos. El primer grupo, iniciado por la resolución 1325 del Consejo de Seguridad y a la que siguieron sus resoluciones 1889 (presentada por Viet Nam en 2009), 2122(presentada por Azerbaiyán en 2013) y 2242 (presentada por España en 2015), trata, en pocas palabras, de la necesidad de que las mujeres participen de forma activa y efectiva en el establecimiento y la consolidación de la paz.

En lo que respecta al segundo grupo, en 2008 se aprobó una primera resolución (1820) relativa a la violencia sexual relacionada con los conflictos en la que se reconocía que el uso de la violencia sexual como táctica de guerra podía constituir una amenaza para la paz y la seguridad internacionales. La violación y otras formas de violencia sexual ya no se consideran efectos colaterales inevitables de los conflictos armados, sino crímenes de lesa humanidad. Se insta a los mediadores y a los Estados Miembros a garantizar que se prohíbe la violencia sexual relacionada con los conflictos en las disposiciones de los acuerdos de alto el fuego y de paz.

 

¿Por qué se incluyen las cuestiones de género y relativas a las mujeres en la agenda de paz y seguridad de las Naciones Unidas?

El término “género” se refiere a características, roles y normas desarrollados a lo largo del tiempo y en una cultura y atribuidos en una sociedad a hombres y mujeres en función de su sexo. Los hombres y las mujeres se ven afectados de forma distinta por los conflictos, y se necesita un enfoque diferencial sobre la forma en que se lleva a cabo el proceso de establecimiento de la paz que responda a las necesidades distintas de los hombres y las mujeres en cuestiones de seguridad y consolidación de la paz. Durante mucho tiempo se ha considerado a los hombres los únicos actores relevantes en los conflictos armados y su resolución. Sin embargo, las mujeres también se ven muy afectadas y están implicadas en gran medida en los conflictos, ya sea en calidad de familiares, cuidadoras, personalidades políticas, activistas por la paz o combatientes. Al incluir a las mujeres en los procesos de paz se incorpora una amplia gama de perspectivas y se aumenta la inclusividad y la diversidad. Esto aumenta la capacidad de las mediadoras y mediadores de responder a los problemas de un mayor número de partes interesadas, lo que ha demostrado redundar en una paz más sostenible. Por estas razones, y para responder a las responsabilidades derivadas de su agenda de derechos humanos, las Naciones Unidas están firmemente comprometidas a incluir a las mujeres en su labor en materia de paz y seguridad.

 

Enlaces y recursos

Orientación sobre género y estrategias de mediación inclusivas: https://peacemaker.un.org/sites/peacemaker.un.org/files/DPA_GenderMediation-Guidance_2017%28ESP%29.pdf

Guía para los mediadores. Abordar la violencia sexual relacionada con los conflictos en el curso de las hostilidades y en los acuerdos de cesación del fuego: https://peacemaker.un.org/sites/peacemaker.un.org/files/GuidanceAdressingConflictRelatedSexualViolence_UNDPA%28Spanish%29.pdf

 

More resources available on the English page