En el norte de Colombia, los antiguos miembros de las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia–Ejército del Pueblo) tienen acceso a distintos tipos de formación; entre ellos, un taller de confección para excombatientes y vecinos y vecinas de la zona. Aquí no solo aprenden a coser, sino también a ser autosuficientes y a vivir en paz y armonía.