El llamado a la acción establecido en la Agenda para la Humanidad continúa siendo urgente, declaró este miércoles António Guterres con motivo del primer aniversario de la Cumbre Mundial Humanitaria.

El 23 de mayo de 2016, 9.000 personas de 180 países se reunieron en Estambul, donde se generaron iniciativas y compromisos que el Secretario General considera fundamental mantener.

“La Cumbre Mundial sobre la Ayuda Humanitaria reunió a la comunidad global en torno a una visión para enfrentar los desafíos cada vez más urgentes y complejos que aumentan la necesidad de asistencia alrededor del mundo”, dijo Guterres en un comunicado.

El titular de la ONU agregó que su prioridad en ese cargo es prevenir el sufrimiento humano y que la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 no se puede alcanzar sin redoblar los esfuerzos para ayudar a los más vulnerables: los refugiados, los desplazados, las mujeres, las niñas y niños y todas las personas cuyas vidas han sido afectadas por conflictos o desastres naturales.

Guterres destacó que la asistencia humanitaria por sí sola no puede reducir de manera sostenible las necesidades de más de 130 millones de personas en el mundo, por lo que la comunidad internacional precisa unirse para prevenir y poner fin a los conflictos, reducir la vulnerabilidad ante los peligros naturales y abordar las causas profundas de las crisis.

El Secretario acogió con beneplácito la contribución de la Agenda para la Humanidad y los avances que se están logrando gracias a los compromisos asumidos hace un año en Estambul.

«La Cumbre Humanitaria Mundial fue un paso conjunto para reducir el sufrimiento humano. Es fundamental mantener este impulso para avanzar en la Agenda para la Humanidad y ofrecer mejores resultados a la gente en los próximos años», concluyó.

La Agenda para la Humanidad fue un llamamiento al cambio realizado por el anterior Secretario General, Ban-ki Moon, a partir de un proceso de consulta de tres años de duración que alcanzó a más de 23.000 personas de 152 países. Incluye cinco responsabilidades fundamentales: prevenir y poner fin a los conflictos; respetar las normas de la guerra; no dejar a nadie atrás; trabajar de manera diferente para acabar con las necesidades; e invertir en la humanidad.

Noticias ONU