New York

03/29/2022

Palabras del Secretario General en el evento de la Asamblea General que marca el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos

Hay muchas cosas que sabemos de la trata transatlántica de africanos esclavizados, y hoy es el día para recordarlas: el crimen de lesa humanidad, la trata de personas en masa sin precedentes, las degradantes transacciones económicas y las inefables violaciones de los derechos humanos.

Pero también hay muchas cosas que desconocemos, y hoy es el día para enterarnos de ellas. Los datos y las cifras esconden millones de historias humanas: historias de sufrimiento y dolor inenarrables, historias de familias y comunidades desmembradas, pero también historias de imponente valor y rebeldía ante la crueldad de los opresores. 

Nunca sabremos de todos y cada uno de los actos de resistencia, grandes y pequeños, que lenta pero inexorablemente vencieron a la injusticia, la represión y la esclavitud. Pero estos relatos son fundamentales para entender un tiempo pasado cuyo legado más pernicioso y persistente sigue empañando nuestro presente: el racismo. 

El Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos es una ocasión propicia para conocer esas historias y reflexionar al respecto, para rendir homenaje a los millones de africanos que fueron arrancados de su tierra y su comunidad, y para solidarizarnos en contra del racismo en todas partes. 

Hoy, las personas afrodescendientes siguen topándose con discriminación racial, marginación y exclusión. Los desequilibrios de poder político, económico y estructural arraigados en el dominio colonial, la esclavitud y la explotación siguen negándoles la igualdad de oportunidades y la justicia.

En este Día Internacional, unámonos contra del racismo y, codo a codo, construyamos sociedades fundadas en la dignidad, la igualdad y la solidaridad.