New York

11/29/2017

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino

La Cuestión de Palestina está íntimamente ligada a la historia de las Naciones Unidas y es una de las que lleva más tiempo pendiente en la agenda de la Organización. Setenta años después de la aprobación de la resolución 181 de la Asamblea General, todavía no existe un Estado de Palestina soberano e independiente junto al Estado de Israel. Sigo convencido de que la solución biestatal que se reconoce en dicha resolución es el único medio de establecer una paz general, justa y duradera entre israelíes y palestinos. La solución de este conflicto también daría impulso a una mayor estabilidad en toda la región.

En agosto pasado, durante mi visita a Israel y Palestina, los dirigentes de ambas partes reafirmaron su compromiso de alcanzar una paz negociada. Los alenté a demostrar de manera tangible ese compromiso y a crear las condiciones necesarias para la reanudación de unas negociaciones constructivas. Todos deberían aprovechar los recientes avances de signo positivo con respecto a la unidad intrapalestina a fin de hacer avanzar el proceso en la dirección correcta.

Reitero mi disposición a trabajar con todas las partes interesadas, incluido el Cuarteto del Oriente Medio y los países de la región, en apoyo de un proceso político serio que se base en todas las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, el derecho internacional y los acuerdos correspondientes, mediante el cual se haga realidad una solución biestatal, se ponga fin a medio siglo de ocupación y se resuelvan todas las cuestiones relativas al estatuto definitivo. Ha llegado el momento de poner fin al conflicto mediante la creación de un Estado palestino independiente, que coexista en paz y seguridad con el Estado de Israel.