Madrid, Spain

02 July 2021

Secretary-General’s remarks during joint press encounter with Prime Minister of Spain, Pedro Sánchez

Quiero en primer lugar expresar toda mi solidaridad con el gobierno y el pueblo de España en estos tiempos de COVID. Solidaridad y admiración, por el coraje y la resiliencia que los españoles han demostrado y expresar también mis condolencias a las familias de todas y todos los que han perdido sus vidas por el virus. 

Esta visita me permite ser testigo de una cooperación ejemplar de España, con el sistema de Naciones Unidas y de un compromiso ejemplar de España con el multilateralismo en los tiempos actuales. La visita que hice ayer al centro de tecnologías de información y comunicación demuestra la cooperación excepcional de España con Naciones Unidas y también la calidad de las instituciones que tenemos en España. Es un centro que apoya todas nuestras operaciones de mantenimiento de la paz, a todas nuestras operaciones humanitarias en el mundo y que permitió que no hubiera interrupciones con la pandemia e incluso es el centro que apoya a las reuniones virtuales e híbridas que tenemos en Nueva York. El Consejo de Seguridad cuando se reúne es apoyado desde Valencia y eso demuestra la enorme importancia estratégica de este centro. 

Pero la cooperación de España es en todos los dominios de actividad de Naciones Unidas: en la paz y la seguridad, en los derechos humanos, en el desarrollo sostenible. Es una cooperación ejemplar y más importante que nunca. Estamos en un periodo en el que se ha revelado la fragilidad de nuestras sociedades y la fragilidad del planeta. Un virus microscópico ya mató casi cuatro millones de personas. En los próximos días desafortunadamente vamos a llegar a cuatro millones de personas muertas por el virus. Y ha destrozado las economías un poco por todas partes del mundo. La verdad es que aún no estamos seguros de que vayamos a derrotar este virus. Para mí es muy importante el compromiso de España con el COVAX porque la situación actual es una situación completamente injusta. Para dar un número de hace algunos días, en la Unión Europea hay  

67.8 dosis por cada 100 habitantes. En África 1.8. dosis y el virus se está propagando como fuego en el grande sur. El drama es que con las mutaciones que están ocurriendo hay el riesgo de que una de las mutaciones transforme nuestras vacunas en algo ineficaz. Y ahí el grande norte y el grande sur estarán en una situación desastrosa. Es el momento en que la solidaridad es fundamental y es por eso que yo vengo repitiendo la necesidad de un plan global de vacunación y de un grupo de trabajo en el G20 de todos los países que producen vacunas - o que pueden producirlas - para garantizar que se doble al menos la producción de vacunas y que haya una distribución equitativa. El compromiso de España aquí hay sido muy importante.  

Después tenemos la triple crisis. La crisis climática, crisis de biodiversidad, crisis de contaminación… y una vez más España está en el camino que es necesario. España y la Unión Europea han proclamado su objetivo de llegar a la neutralidad de carbono en el año 2050 y de una reducción de más de 50 por ciento en las emisiones de la próxima década. 

Eso es exactamente lo que necesitamos. Desafortunadamente aún no conseguimos esta coalición a nivel global.  

Hay una brecha de confianza entre el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo y es esencial que el mundo desarrollado pueda también implementar el compromiso que ha hecho en París de $100 mil millones de dólares de apoyo al mundo en desarrollo en materia de mitigaciones y de adaptación. Aquí una vez más España es un puente. Es un país del norte con credibilidad en el sur y nos puede ayuda muchísimo para que sea posible una mayor ambición en mitigación, una mayor ambición en financiamiento un a ambición también en adaptación y en la construcción de resiliencia en las sociedades sobre todo en el mundo en desarrollo. 

También encontramos fragilidad con el caos en el ciberespacio. Todos somos testigos de lo que es hoy la brecha digital - un nuevo factor de desigualdad. Somos testigos de lo que es la propagación de los discursos de odio y también de lo que es la manipulación de nuestros datos por un pequeño grupo de empresas que venden nuestros datos a sus clientes y que están intentando influenciar nuestro comportamiento. Eso necesita formas de regulación y Europa está afortunadamente en la vanguardia de esa perspectiva de regulación y España tiene aquí un papel sumamente positivo.  

Después con todas las desigualdades e incluso la desigualdad de género en el que feminismo compartido que tenemos tiene una importancia absolutamente decisiva. Por todas estas razones necesitamos un multilateralismo más fuerte, más entrelazado entre Naciones Unidas y las instituciones internacionales – la Unión Europea, la Unión Africana – y más incluyente. Los gobiernos continúan decisivos, pero en nuestras sociedades es esencial contar con el sector económico, privado, es esencial contar con la sociedad civil, es esencial contar con la academia con las ciudades, con las regiones y hay que darles voz institucional en el marco de las instituciones multilaterales y una vez más España está a la vanguardia de la promoción de esta forma de trabajar que deseamos ver adoptada en el marco de todos los Estados Miembros de Naciones Unidas. 

Por todas esta razones llegar de nuevo a la Moncloa es un enorme placer. Saber que España es no solamente un aliado ejemplar de Naciones Unidas, pero que España está a la vanguardia de la defensa de los valores civiles nacionales que son los nuestros y que España está a la vanguardia por un multilateralismo más eficaz para responder a los dramáticos retos que tenemos en los tiempos que estamos viviendo. 

Muchísimas gracias. España puede también contar con el fuerte compromiso de Naciones Unidas en nuestro diálogo, en nuestra cooperación y en reforzar el papel de España en el cuadro de las organizaciones de cooperación internacional. 

 

Pregunta: Buenos días. Para el señor Guterres, me imagino que tendrá oportunidad de hablar con el presidente de gobierno sobre la situación en Cataluña. En todo caso, queríamos saber si considera que los indultos son adecuados para intentar solucionar el conflicto y por otro lado si la ONU avala el derecho de autodeterminación que siguen reivindicando los independentistas catalanes.  

Respuesta: Creo que no es propio del Secretario General de Naciones Unidas comentar en las cuestiones de política interna de los Estados Miembros y también de España. Pero para mí hay un principio global esencial que es el principio de que todos los problemas tienen que solucionarse políticamente y que el diálogo es un instrumento esencial para solucionar los problemas de nuestro tiempo. Y que la creación de condiciones para que el diálogo pueda fructificar es siempre algo muy importante en nuestra sociedad. 

 

Pregunta: Pregunta para el Secretario de las Naciones Unidas sobre el enviado de la ONU para el Sahara Occidental. La plaza está vacante desde mayo de 2019. Me gustaría saber si el cambio está previsto y cuando y si el cambio de posición de Estado Unidos dificulta de algún modo la solución para el Sahara. 

Respuesta: Debemos tener un enviado para relanzar el diálogo político en relación con el Sahara Occidental. La dificultad es que ya planteamos 13 nombres y hasta ahora no tuvimos el consenso de las partes y es muy importante tener el consenso de las partes en la designación de un enviado porque él tiene que trabajar con las partes para lanzar el diálogo político. Mi llamado es que el próximo candidato sea bien acogido por las dos partes porque es absolutamente esencial relanzar el diálogo político para también hacer frente a todas las frustraciones que existen por una crisis que aún no tiene salida.