San Jose

16 July 2018

Secretary-General's Press Conference with Costa Rican President Carlos Alvarado Quesada [in Spanish; scroll down for Q&A]

Buenas tardes, quiero en primer lugar agradecer la magnífica hospitalidad de Costa Rica que me ha proporcionado dos días magníficos en el país y que me permite hoy estar en un momento histórico para la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
 
Costa Rica es un país que es un símbolo mismo de los valores que representan a Naciones Unidas.  Es una democracia de décadas siempre fiel a los valores de la libertad.  Es un país donde los derechos humanos no son solamente respetados, sino valorados. Es un país profundamente involucrado en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.   
 
Es un país líder en materia de lucha contra el cambio climático con medidas absolutamente admirables en materia de energías renovables, de reforestación, de promoción de todas las condiciones para que sea un país neutral en carbono, probablemente el primero del mundo.  Es un símbolo de paz y naturalmente un pilar del multilateralismo en un momento en que el mundo enfrenta retos globales que necesitan respuestas globales, de gobernanza global, de normas globales y en que desafortunadamente vemos a muchos dudar del multilateralismo, pero Costa Rica es un pilar fundamental del sistema multilateral.
 
Quiero aquí no solamente rendir homenaje a Costa Rica por todas estas contribuciones muy importantes desde el punto de vista de las Naciones Unidas, pero decir que nosotros estamos a disposición del país y su gobierno en los objetivos fundamentales de lucha contra la pobreza,  la discriminación, la valoración de sus comunidades indígenas, afrodescendientes,  en todos sus esfuerzos para crear las condiciones de un país, no solamente más desarrollado, pero también más igualitario y más justo y las Naciones Unidas estarán a total disposición del Presidente y del Gobierno de Costa Rica  para apoyar estos objetivos.  Naturalmente que en las discusiones que teníamos inevitablemente el tema de los acontecimientos recientes en Nicaragua estuvo presente. 
 
Para mí es muy claro, es absolutamente esencial que cese inmediatamente la violencia y que se revitalice el diálogo político, el diálogo nacional porque solo una solución política es aceptable para Nicaragua.  La violencia no permitirá solucionar y también es necesario añadir después de la presentación de los informes muy importantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la acción del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, es necesario referir y es una responsabilidad esencial del Estado la protección de sus ciudadanos, y este principio básico no puede ser olvidado sobre todo cuando desafortunadamente tenemos un número de muertos que es absolutamente chocante.
 
Q: Buenas tardes es para los dos la pregunta sobre el tema de Nicaragua sobre el conflicto con Nicaragua que ha venido en crescendo.  De hecho, el conflicto podría escalar en una situación de violencia aun mayor que la que tenemos hoy día, que son 300 muertos. Entonces más allá del comunicado que se emitió el día de hoy y las declaraciones suyas de hace un momento,  que acciones en concreto se podrían llevar desde la Secretaría de las Naciones Unidas ante una situación que podría llegar a ser talvez irreversible y en la que el Estado tampoco podría garantizar  lo que está definido como la seguridad de los ciudadanos y de los manifestantes. Es eso, gracias.
 
SG:  En primer lugar Naciones Unidas, el Secretario de Naciones Unidas tiene sus buenos oficios a la disposición de Nicaragua, su pueblo, su gobierno para hacer todo lo posible para facilitar la mediación y el diálogo.  El Secretario está en contacto muy estrecho con SICA. Yo soy un defensor de que los problemas de un país se solucionan mejor cuando la región asume el liderazgo de las acciones multilaterales para su solución. Estamos totalmente disponibles para apoyar iniciativas de SICA como de la Organización de Estados Americanos.  Por otro lado, ya enviamos dos misiones de nuestro Departamento Político y tenemos una presencia del Alto Comisionado de Naciones Unidas que ya hizo sus declaraciones.  Estamos naturalmente como decía totalmente disponibles para apoyar cualquier esfuerzo que permita parar inmediatamente la violencia y construir una solución política inclusiva.
 
Q: Buenas tardes, señor Presidente, señor Secretario la pregunta es para ambos.  La ONU ha condenado los actos de violencia en Nicaragua mas no lo ha hecho con el Presidente Daniel Ortega.  Ya suman 355 muertos, hasta donde debe llegar la crisis para que sea acogida en el Consejo de Seguridad y por qué ustedes le han bajado tanto el tono en los últimos días a esta situación.  Ya suman tres meses de violencia en el país del norte.  Don António el comunicado emitido por su representado ha generado fuertes críticas sobre todo en Nicaragua en las últimas horas donde comparan la crisis de los civiles con las fuerzas pro gubernamentales.  En ese sentido, quiero por favor, su reacción al igual que la del señor presidente. 
 
SG:  En primer lugar creo que hemos hablado con mucha claridad sobre el tema y el Alto Comisionado de los Derechos Humanos lo ha hecho también y yo acabé de referir de una forma muy clara que es una responsabilidad primaria de los Estados la protección de sus ciudadanos y que el número de muertes ya es totalmente inaceptable. Y yo no soy defensor de análisis simplistas de problemas complejos, pero hay una cosa que es evidente:  hay un número de muertos que es chocante resultado de la fuerza por parte de entidades ligadas al Estado que no es aceptable. Y por eso mismo es tan importante que la violencia termine y que el diálogo político permita encontrar una solución.