Equipo de Expertos

Actividades del Equipo de Expertos sobre el Estado de Derecho y la Violencia Sexual en los Conflictos

La falta de capacidad y conocimientos especializados a nivel nacional para investigar y enjuiciar los actos de violencia sexual sigue siendo uno de los principales obstáculos para que haya rendición de cuentas respecto de los delitos conexos. Esta situación suele generar una impunidad generalizada y ha incidido en el acceso de las víctimas a la justicia y la seguridad. Para hacer frente a estas cuestiones, el Equipo de Expertos sobre el Estado de Derecho y la Violencia Sexual en los Conflictos, que se estableció en virtud de la resolución 1888 (2009) del Consejo de Seguridad, ha centrado su labor en el fortalecimiento de la capacidad de las entidades nacionales en materia de estado de derecho y justicia, incluidos los ámbitos especializados de la instrucción y el enjuiciamiento penales, la reunión y preservación de pruebas, la instrucción y el enjuiciamiento en el sistema de justicia militar, la reforma del derecho penal y procesal, y la protección de las víctimas, los testigos y los funcionarios de justicia.

El Equipo actúa en el marco de un nuevo programa trienal conjunto elaborado en coordinación con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y presta apoyo a las autoridades nacionales de Colombia, Côte d’Ivoire, Guinea, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo y Sudán del Sur.

Tras la visita efectuada por mi anterior Representante Especial a Colombia en mayo de 2012, el Equipo contribuyó al examen del proyecto de ley núm. 037, relativo al acceso a la justicia de las víctimas de violencia sexual, especialmente en el contexto del conflicto armado. El Equipo también formuló observaciones sobre las directrices del Ministerio de Defensa en materia de violencia sexual en el conflicto para la policía y las fuerzas armadas. Asimismo, se está estudiando la prestación de apoyo a la Oficina del Fiscal General con miras a que aumente su capacidad para investigar los delitos de violencia sexual y enjuiciar a sus autores.

De conformidad con el comunicado conjunto firmado por el Gobierno de Guinea y las Naciones Unidas en noviembre de 2011, el Equipo está prestando asistencia a las autoridades nacionales en la investigación de actos de violencia sexual cometidos en Conarky en septiembre de 2009 y procesar a los responsables. El Equipo ha enviado a un experto para que asesore a los magistrados designados por el Gobierno.

En la República Democrática del Congo, el Equipo, en coordinación con el PNUD, está reforzando la capacidad de las autoridades nacionales para investigar los delitos de violencia sexual cometidos por las FARDC y otras fuerzas de seguridad en Kivu del Norte y Kivu del Sur y enjuiciar a los responsables. En total, 76 oficiales militares han recibido capacitación, entre otros temas, en el modo de presentar denuncias a la Oficina del Fiscal Militar. Asimismo se ha prestado apoyo en investigaciones y enjuiciamientos a magistrados militares y tribunales militares móviles, en coordinación con el PNUD y las células de la MONUSCO de apoyo a la fiscalía. Como complemento de esta labor, el Equipo catalogó los principales actos de violencia sexual cometidos en la República Democrática del Congo desde 2006. Asimismo, el Equipo examinó el proyecto de ley sobre el establecimiento de un tribunal especializado con competencia para juzgar los delitos cometidos desde 1990 y formuló recomendaciones al respecto. Su aprobación complementará la labor en marcha y contribuirá a hacer frente a las graves limitaciones de capacidad que padecen las autoridades nacionales.

En Sudán del Sur, la asistencia del Equipo se centró en ayudar a determinar y aclarar las prioridades de la reforma legislativa relacionadas con la violencia sexual y las estrategias para reforzar la capacidad del sector de la justicia a nivel nacional y de los estados. El Equipo llevó a cabo una evaluación de la capacidad nacional y actualmente está celebrando consultas respecto de un marco de apoyo.

El Equipo seguirá alentando la cooperación Sur-Sur, especialmente facilitando el intercambio de experiencias. En estos momentos Côte d’Ivoire y Sierra Leona están estudiando ese tipo de intercambio. Este enfoque se promoverá en otros contextos, en particular en la República Centroafricana durante la aplicación de los comunicados firmados en diciembre de 2012 por las Naciones Unidas y el Gobierno de ese país.

El Equipo sigue elaborando una lista de expertos que pueden complementar su labor. También coordina sus actividades con otras entidades internacionales, como la iniciativa Justice Rapid Response, un mecanismo intergubernamental de reserva, y la Iniciativa de Prevención de la Violencia Sexual del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.