Labor y Mandato

El Comité recibe el apoyo del Equipo encargado de prestar apoyo analítico y vigilar la aplicación de las sanciones (Equipo de Vigilancia). Ese equipo está compuesto por ocho expertos y tiene su sede en Nueva York. Su actual mandato se prorrogó en virtud del párrafo 89 de la resolución 2253 (2015) Documento PDF del Consejo de Seguridad y párrafo 51 de la resolución 2255 (2015) Documento PDF del Consejo de Seguridad, hasta diciembre de 2019.

El Equipo de Vigilancia presta apoyo a dos Comités del Consejo de Seguridad: el Comité de Sanciones contra Al-Qaida y el Comité establecido en virtud de la resolución 1988 (2011), con los que es posible ponerse en contacto por correo electrónico en: 1267mt@un.org y 1988mt@un.org.

El mandato del Equipo de Vigilancia, entre otros, consiste en:

  • presentar a los Comités: a) informes completos e independientes sobre la aplicación por los Estados Miembros de las medidas de sanciones (con recomendaciones para mejorar la aplicación de las medidas vigentes y sobre nuevas medidas posibles); b) informes periódicos sobre las actividades del Equipo de Vigilancia, incluidas las visitas a los Estados Miembros; y c) cuando corresponda, informes sobre los vínculos entre Al-Qaida y las personas, grupos, empresas o entidades que cumplan los criterios para su inclusión en la Lista de sanciones del Comité 1988 u otros regímenes de sanciones;
  • ayudar al Ombudsman a desempeñar su mandato;
  • ayudar a los dos Comités a revisar periódicamente los nombres incluidos en las Listas relativas a las sanciones, por ejemplo, realizando viajes en nombre de los Comités y manteniendo contactos con los Estados Miembros para crear un registro de los hechos y circunstancias relacionados con la inclusión de un nombre en las Listas de cada Comité;
  • ayudar a los Comités a hacer el seguimiento de las solicitudes de información cursadas a los Estados Miembros;
  • presentar a cada Comité un programa de trabajo completo, para que lo examine y apruebe;
  • reunir, en nombre de los Comités, información sobre los casos en que se indique el incumplimiento de las medidas, entre otras cosas cotejando la información obtenida de los Estados Miembros, poniéndose en contacto con las partes cuyo incumplimiento se sospeche y presentando estudios de casos a los Comités para que estos los examinen;
  • presentar a los Comités recomendaciones que puedan ayudar a los Estados Miembros a aplicar las medidas y a preparar las adiciones que se propongan hacer a las Listas de sanciones;
  • ayudar a los Comités a examinar las propuestas de inclusión de nombres en las Listas, por ejemplo compilando y transmitiendo a los Comités información pertinente para la entrada propuesta y preparando los proyectos de resumen de los motivos;
  • celebrar consultas con los Comités y los Estados Miembros pertinentes, según proceda, al identificar nombres que podrían ser añadidos a las Listas o excluidas de ellas;
  • señalar a la atención de los Comités las circunstancias nuevas o de interés que puedan justificar la exclusión de un nombre de una Lista;
  • consultar con los Estados Miembros antes de viajar a alguno de ellos;
  • alentar a los Estados Miembros a que presenten nombres y otros datos de identificación para incluirlos en las Listas, según las instrucciones de los Comités;
  • presentar a los Comités nuevos datos de identificación y de otra índole con el fin de ayudarlos en sus esfuerzos para mantener la información de las Listas lo más actualizada y precisa posible;
  • presentar a los Comités nuevos datos de identificación y de otra índole con el fin de ayudarlos en sus esfuerzos para mantener la información de las Listas lo más actualizada y precisa posible;
    • en lo que respecta particularmente a las responsabilidades de apoyo al Comité de Sanciones contra Al-Qaida, esto incluye prevenir la utilización de Internet con fines delictivos por  Al-Qaida y otras personas, grupos, empresas y entidades asociadas a ella;
  • consultar con los Estados Miembros (en particular con los puntos focales pertinentes, según corresponda) y otras organizaciones y órganos competentes, entre ellos la UNAMA en el marco del Comité 1988, mejorar el conocimiento y el cumplimiento de las medidas, facilitar el intercambio de información y ayudar al Comité a facilitar la asistencia para la creación de capacidad a fin de mejorar la aplicación de tales medidas;
  • celebrar consultas con los representantes del sector privado que proceda, a fin de obtener información sobre la ejecución efectiva de la congelación de activos y formular recomendaciones para reforzar la aplicación de esta medida, así como para mejorar el conocimiento y el cumplimiento de las medidas relativas a la prohibición de viajar y el embargo de armas;
  • cooperar con la INTERPOL y los Estados Miembros a fin de obtener fotografías de las personas que figuran en las Listas para su posible inclusión en las notificaciones especiales de la INTERPOL, y colaborar con la INTERPOL para asegurar que se emitan notificaciones especiales de la INTERPOL y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas respecto de todas las personas incluidas en las Listas, y ayudar a otros órganos subsidiarios del Consejo de Seguridad y a sus grupos de expertos, cuando así se le solicite, a estrechar su cooperación con la INTERPOL;
  • en relación con las responsabilidades de apoyo al Comité 1988, reunir información, incluso del Gobierno del Afganistán y de los Estados Miembros que corresponda, acerca de los viajes que se realicen en virtud de una exención autorizada de conformidad con los párrafos 9 y 10 de la resolución 2082 (2012), y comunicarla al Comité según proceda;
  • estudiar los cambios que se produzcan en la naturaleza de la amenaza que representa Al-Qaida y los talibanes, y las medidas más eficaces para hacerle frente, por ejemplo entablando un diálogo con organizaciones, órganos académicos y expertos académicos con arreglo a las prioridades señaladas por el Comité, e informar al Comité al respecto;
  • en relación con las responsabilidades de apoyo al Comité de Sanciones contra Al-Qaida,
    • cooperar estrechamente y compartir información con la Dirección Ejecutiva y el grupo de expertos del Comité 1540 a fin de determinar los puntos de convergencia y superposición y ayudar a facilitar una coordinación concreta entre los tres Comités, incluso en la presentación de informes;
    • participar activamente en  todas las actividades pertinentes en el marco de la estrategia global de las Naciones Unidas contra el terrorismo y prestarles apoyo, incluso a las del Equipo Especial sobre la Ejecución de la Lucha contra el Terrorismo y sus grupos de trabajo pertinentes;
    • examinar con la Secretaría medidas para normalizar el formato de todas las listas de sanciones de las Naciones Unidas de  manera de facilitar su cumplimiento por las autoridades nacionales; y
  • cualquier otra función que determinen los Comités.

 

El Equipo de Vigilancia también tiene el mandato de:

  • informar al Consejo de Seguridad sobre la amenaza que plantean los combatientes terroristas extranjeros, con especial atención a la amenaza que significan los combatientes terroristas extranjeros que se unan a las entidades incluídas en la Lista, en concordancia con las resoluciones 2178 (2014) y 2195 (2014); 
  • informar acerca del impacto de las nuevas medidas impuestas en la resolución 2199 (2015) que restringen los recursos económicos del Estado Islámico en Iraq y el Levante y el Frente Al-Nusra.