RIYADUS-SALIKHIN RECONNAISSANCE AND SABOTAGE BATTALION OF CHECHEN MARTYRS (RSRSBCM)

QDe.100
RIYADUS-SALIKHIN RECONNAISSANCE AND SABOTAGE BATTALION OF CHECHEN MARTYRS (RSRSBCM)
Fecha en que el resumen ha sido publicado en el sitio web del Comité: 
7 September 2010
Fecha/s de actualización del resumen: 
6 September 2016
Motivos de inclusión en la lista: 

El Riyadus-Salikhin Reconnaissance and Sabotage Battalion of Chechen Martyrs (Batallón de Reconocimiento y Sabotaje de los Mártires Chechenos Riyadus-Salikhin) (RSRSBCM) fue incluido en la Lista el 4 de marzo de 2003, de conformidad con lo dispuesto en los párrafos 1 y 2 de la resolución 1390 (2002), como entidad asociada con Al-Qaida, Usama bin Laden o los talibanes por su “participación en la financiación, planificación, facilitación, preparación o comisión de actos o actividades ejecutados por [Al-Qaida (QDe.004)] […] o realizados en o bajo su nombre, junto con ell[a] o en su apoyo”.

Información adicional: 

El RSRSBCM ha operado bajo la dirección de Shamil Salmanovich Basayev (fallecido) y tiene vínculos con Islamic International Brigade (IIB) (Brigada Islámica Internacional, QDe.099) y Special Purpose Islamic Regiment (SPIR) (Regimiento Islámico para Actividades Especiales, QDe.101).

En la tarde del 23 de octubre de 2002, miembros del RSRSBCM, la IIB y el SPIR lanzaron una operación conjunta en la que capturaron a más de 800 rehenes en el teatro Podshipnikov Zavod (Dubrovka) de Moscú. Los asaltantes amenazaron con matar a los rehenes si el Gobierno ruso no atendía sus exigencias. Declararon que estaban dispuestos a suicidarse y matar a los rehenes haciendo estallar el teatro. Durante la operación de rescate montada por el Gobierno de la Federación de Rusia murieron 129 rehenes.

Basayev, quien entonces era el jefe del RSRSBCM y la IIB, reivindicó públicamente el atentado en nombre del RSRSBCM. Su reivindicación fue corroborada por un vídeo transmitido por Al Jazeera durante el incidente en el que uno de los asaltantes se identificaba como miembro del “Grupo de Sabotaje y Reconocimiento Militar de los Mártires de Riyadh al-Salikhin”, uno de los alias del RSRSBCM.

El sitio web Kavkaz Center, afiliado a los grupos separatistas chechenos, también identificó a uno de los líderes de los secuestradores del teatro Dubrovka como Movsar Barayev, quien entonces era comandante del SPIR y uno de los comandantes del RSRSBCM (Barayev murió en el atentado). El SPIR, que había tenido como dirigentes a Barayev y su tío, el difunto Arbi Barayev, proporcionó liderazgo y personal al RSRSBCM para su asalto al teatro. De hecho, el incidente del teatro Dubrovka se atribuyó inicialmente solo al SPIR porque Barayev fue el primer líder de la operación identificado públicamente.

Si bien antes del incidente del teatro Dubrovka el RSRSBCM era una organización desconocida, lo cierto es que ha captado a sus miembros y dirigentes de la IIB y el SPIR. Además de su participación en el atentado terrorista del 23 de octubre de 2002 al teatro Dubrovka, la IIB, el SPIR y el RSRSBCM han estado implicados en otros atentados terroristas, o han amenazado con cometer este tipo de atentados, contra objetivos civiles y gubernamentales.

El 20 de noviembre de 2002, Basayev, como jefe del RSRSBCM, advirtió públicamente a los Estados miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte que los consideraba objetivos de futuros ataques. Basayev escribió las siguientes palabras:

“Nos dirigimos a ustedes ahora para que no puedan alegar en el futuro que no les avisamos de los inevitables resultados. […] La suya es una postura hipócrita basada en una política de doble moral, y es una posición claramente prorrusa. […] Todas las instalaciones militares, industriales y estratégicas ubicadas en territorio ruso, independientemente de quiénes sean sus propietarios, son un objetivo militar legítimo para nosotros”.

El RSRSBCM y Basayev siguieron en activo tras el incidente del teatro Dubrovka. El 27 de diciembre de 2002, un grupo de terroristas suicidas chechenos penetraron en el recinto de la Administración chechena, complejo muy protegido ubicado en el centro de Grozny, y detonaron sus explosivos. La explosión causó más de 80 muertos y más de 150 heridos. Basayev declaró en una entrevista que no solo había estado implicado en el atentado, sino que había accionado personalmente el detonador por control remoto.

La jefatura de estas entidades tiene numerosos vínculos con Al-Qaida (QDe.004), los talibanes y Usama bin Laden (fallecido). En octubre de 1999, unos emisarios de Basayev y de Al-Khattab, un dirigente de la IIB, viajaron a la base principal de Usama bin Laden, ubicada en la provincia afgana de Kandahar, donde Bin Laden aceptó prestarles una sustancial asistencia militar y financiera, incluso mediante el envío a Chechenia de varios centenares de combatientes para luchar contra las tropas rusas y cometer actos de terrorismo. Ese mismo año, Bin Laden envió a Basayev, Barayev y Al-Khattab importantes cantidades de dinero que debían utilizarse exclusivamente para adiestrar a combatientes armados, reclutar mercenarios y comprar municiones. Antes de su muerte, en diciembre de 2002, Abu Tariq, un jefe adjunto de la IIB que se dedicaba también a remitir fondos de fuentes extranjeras a los extremistas chechenos, había recibido varios millones de dólares de organizaciones terroristas internacionales, entre ellas Al-Qaida.

Al-Khattab (cuando era jefe de la IIB) admitió públicamente que había pasado el período comprendido entre 1989 y 1994 en el Afganistán y había conocido a Bin Laden. En marzo de 1994, Basayev llegó al Afganistán y visitó campamentos de adiestramiento de combatientes en la provincia de Khost. Regresó al Afganistán con el primer grupo de militantes chechenos en mayo de 1994. Recibió adiestramiento en el Afganistán y mantuvo estrechas relaciones con Al-Qaida. Varios centenares de chechenos se entrenaron en campamentos de Al-Qaida en el Afganistán. Con el apoyo financiero de Al-Qaida, Al-Khattab también movilizó a combatientes de Ingushetia, Osetia, Georgia y Azerbaiyán para luchar en Chechenia y Daguestán. En agosto de 1995, una parte importante de los combatientes que luchaban contra las tropas rusas eran “árabes afganos” (árabes que tenían experiencia de combate contra las tropas soviéticas en el Afganistán), según varios informes publicados. El apoyo a menudo era recíproco. La selecta “Brigada 055” de Al-Qaida, que luchó contra la Alianza del Norte en el Afganistán, incluía a varios chechenos, muchos de los cuales eran presuntamente seguidores de Basayev, Barayev y Al-Khattab. En octubre de 2001, Al-Khattab envió más combatientes al Afganistán y prometió pagar a las familias de los voluntarios un buen estipendio mensual o un pago único cuantioso en caso de muerte. En 2002, Al-Qaida trataba de recaudar 2 millones de dólares de los Estados Unidos para apoyar a Abu al-Walid, que había sucedido a Ibn al-Khattab al frente de la IIB como nuevo líder checheno árabe.

El RSRSBCM participó, bajo la dirección de Aslan Byutukaev (QDi.396), en diversos atentados suicidas con explosivos en Moscú en 2003-2004, en la toma de rehenes que se llevó a cabo en una escuela de Beslán (Osetia del Norte-Alania) en septiembre de 2004 y en el atentado terrorista perpetrado el 24 de enero de 2011 en el aeropuerto internacional de Domedédovo (Moscú). Los miembros del RSRSBCM y Aslan Byutukaev (QDi.396) organizaron personalmente el asesinato de Yuriy D. Budaev, ex-Coronel de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, cometido el 10 de junio de 2011 en Moscú.