Intervención De La Presidenta Del 73 Periodo De Sesiones De La Asamblea General, S.E. María Fernanda Espinosa Garcés

18 de Octubre 2018

UNGA 73 hall photo.

Impacto del rápido cambio tecnológico en la consecución de los ODS

Excelencias, distinguidos delegados y delegadas,

El cambio tecnológico está modificando de manera vertiginosa nuestro presente y nuestras perspectivas para el futuro.

Ante esta transformación sustantiva y acelerada de la historia, los académicos, los científicos, el sector privado, la sociedad civil y los gobiernos se han concentrado en abordar las oportunidades, así como los retos y las amenazas que representa.

Nuestra Organización debe también ser parte activa de esta conversación que para muchos “es la conversación más importante de nuestro tiempo”.

Es un hecho que los cambios tecnológicos tienen un impacto en cada una de los ODS que nos hemos planteado.

Si queremos ser eficientes es indispensable evaluar cuales son los cambios tecnológicos que nos permitirán acelerar el cumplimiento de las metas de la agenda 2030 y aquellos que podrían amenazar su consecución.

Las contribuciones de esta sesión están en concordancia con los objetivos de esa agenda.

Me enfocaré en tres puntos que considero cruciales.

Primero, el impacto sobre el futuro del trabajo.

Si queremos lograr la meta del empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las personas, hasta el 2030, debemos crear 600 millones de nuevos puestos de trabajo.

El rápido cambio tecnológico afecta a los empleos. Según estimaciones, la automatización eliminaría 75 millones de empleos para el año 2022, pero crearía asimismo 133 millones de nuevas oportunidades laborales.

Debemos poner entonces en marcha estrategias y políticas adecuadas que ayuden a las personas a adaptarse y a aprovechar los beneficios de estos nuevos mercados laborales. Las mujeres y las niñas deben ser, por supuesto, incluidas en estos planes.

Segundo, el potencial del rápido cambio tecnológico en el contexto de la acción climática, en particular, para avanzar en las tecnologías bajas en carbono.

Debemos acelerar el desarrollo de estas tecnologías si queremos cumplir con la meta de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius, tal como lo establece el Acuerdo de París, y a la luz del Objetivo 13 de la Agenda 2030.

El reciente informe emitido del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático nos recuerda que, si actuamos colectivamente y con responsabilidad, podremos alcanzar los compromisos del Acuerdo de París; también nos alerta de los peligros a los que se expone la humanidad de no hacerlo.

La evolución tecnológica puede coadyuvar a la generación de fuentes de energía limpia y asequible para millones de personas que hoy carecen de ella.

 

Tercero y último punto, la Organización debe seguir abordando el tema de los rápidos cambios tecnológicos manteniendo al bienestar de las personas en el centro de sus deliberaciones.

Los avances tecnológicos tienen el potencial de transformar positivamente la vida de todos, pero es fundamental que dichos avances sean accesibles también para todos y para todas. De lo contrario, el rápido cambio tecnológico puede aumentar la desigualdad y alejarnos del Objetivo 10 de la Agenda 2030.

Un claro ejemplo son las tecnologías digitales. A pesar de su rápida expansión, solo el 48% de la población mundial accede a Internet. La brecha digital que persiste dentro y entre los países, constituye incluso un obstáculo al desarrollo sostenible.

Otro desafío asociado a la era digital es la protección del derecho a la privacidad de las personas.

Quiero señalar que ciertas tecnologías que aún están siendo desarrolladas, como la inteligencia artificial o el aprendizaje automático, requieren de marcos de regulación sólidos para hacer frente a los desafíos y riesgos que sus usos representan para el futuro de la humanidad.

El progreso tecnológico tiene el potencial de transformar las vidas de todos de una manera positiva, pero también es fundamental que el progreso sea asequible para todos.

María Fernanda Espinosa Garcés

Presidenta del 73° período de sesiones

Excelencias,

El cambio tecnológico nos impone una transformación sin precedentes. Nuestra Organización no puede estar ajena este cambio de paradigma.

Bajo esta premisa, estoy segura de que seremos capaces de cumplir con nuestros compromisos multilaterales para las generaciones presentes y futuras.

Muchas gracias.