Preparando el terreno

La agenda para el desarrollo después de 2015: preparando el terreno

Durante el sexagésimo octavo período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, su Presidente, el Excmo. Sr. John W. Ashe, y su equipo trabajarán para promover una mayor colaboración con los Estados Miembros y todas las partes interesadas pertinentes a medida que sentamos las bases para definir la agenda para el desarrollo después de 2015.

A este respecto, se alentará a los Estados Miembros y otras partes interesadas a reflexionar sobre los desafíos para el desarrollo nuevos y emergentes y sus consecuencias para los dos objetivos principales de la agenda para el desarrollo después de 2015: superar la pobreza y la inseguridad y alcanzar el desarrollo sostenible. A dicho fin, la Oficina del Presidente de la Asamblea General se compromete a promover el diálogo e intensificar la colaboración sobre los principios de la Declaración del Milenio de 2000 con el propósito de reafirmar y volver a impulsar nuestros compromisos hasta 2015 y después de esa fecha.

Con miras a promover un mundo que ofrezca mayores oportunidades a todos los pueblos, un mundo de equidad, libertad, dignidad y paz, la agenda para el desarrollo después de 2015 representará una evolución importante en el pensamiento de la comunidad internacional. Esta nueva agenda pondrá de relieve la interdependencia de todos los países que integran nuestra comunidad mundial, independientemente de sus niveles de desarrollo. La Oficina del Presidente de la Asamblea General considera que ha llegado el momento de que la Asamblea General, el máximo órgano deliberativo de las Naciones Unidas, ejerza su responsabilidad colectiva y comience, con carácter de urgencia, el proceso de conceptualización de una visión compartida de un futuro sostenible para todos los pueblos más allá del año 2015.

Durante el sexagésimo octavo período de sesiones que se celebrará próximamente, se espera obtener muchos de los resultados de la Conferencia Río+20. Se espera que la Oficina del Presidente de la Asamblea General proporcione el liderazgo, la orientación y la claridad necesarios para promover un diálogo constructivo entre los Estados Miembros que permita impulsar la formulación de la nueva agenda. La Oficina del Presidente se compromete a ayudar y apoyar a los Estados Miembros en el camino hacia el establecimiento de un conjunto claro de prioridades, elaborado con un sentido de orientación, propósito y compromiso, para someterlo a nuevas deliberaciones, en caso necesario, en el sexagésimo período de sesiones de la Asamblea General.

A fin de alentar a la comunidad mundial a trabajar en pro de la creación de consenso y la elaboración de medidas concretas para la aplicación de la agenda para el desarrollo después de 2015, se celebrarán una serie de reuniones de alto nivel y debates temáticos. El Presidente John W. Ashe ha señalado que organizará las tres reuniones de alto nivel siguientes:

  1. Contribuciones de las mujeres, los jóvenes y la sociedad civil a la agenda para el desarrollo después de 2015;
  2. Los derechos humanos y el estado de derecho en la agenda para el desarrollo después de 2015; y
  3. La contribución de la cooperación Sur-Sur, la cooperación triangular y la tecnología de la información y las comunicaciones para el desarrollo a la agenda para el desarrollo después de 2015.

Además de las tres reuniones de alto nivel citadas, el Presidente y su equipo, en estrecha colaboración con los Estados Miembros y otras partes interesadas, convocarán tres debates temáticos sobre:

  1. El papel de las asociaciones de colaboración;
  2. El modo de asegurar la creación de sociedades estables y pacíficas; y
  3. Agua, saneamiento y energía sostenible en la agenda para el desarrollo después de 2015.

Cada debate tendrá por objeto seguir desarrollando el tema elegido, pues la Oficina del Presidente de la Asamblea General se ha propuesto obtener resultados concretos en relación con estas cuestiones.