Discurso de aceptación con motivo de su elección a la Presidencia

Discurso del Excmo. Sr. Peter Thomson por su elección como Presidente del septuagésimo primer período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Nueva York, 13 de junio de 2016

 

Sr. Presidente,
Sr. Secretario General:

Habla en inglés. Les doy las gracias por su sabio liderazgo y por el excelente ejemplo que nos han legado para siempre, aquí en las Naciones Unidas. Espero con interés trabajar con ustedes en los próximos tres meses para preparar el septuagésimo primer período de sesiones.

A mi honorable colega, Andreas Mavroyiannis, le doy las gracias por la imparcialidad de nuestra competencia, y la conducta de caballero de la que hizo gala en todo momento. Habría sido un valioso aporte a la Asamblea General y las Naciones Unidas si esa pequeña mayoría se hubiera inclinado por usted y no por mí. Le deseo lo mejor en sus actividades futuras y le doy las gracias una vez más.

También quisiera aprovechar esta oportunidad para dar las gracias al Gobierno de Fiji por presentar mi candidatura para este puesto. Es un gran honor que haya decidido proponer a uno de los suyos para este alto cargo y que esa persona sea yo. Quisiera dar las gracias a mi Primer Ministro, mi Ministro de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Relaciones Exteriores, los embajadores de Fiji en todo el mundo, y, en particular, la Misión Permanente de Fiji ante las Naciones Unidas y el personal de la Misión Permanente: vinaka vaka levu a todos ustedes.

Quisiera también aprovechar esta oportunidad para expresar mi gratitud a los cientos de ciudadanos de Fiji que prestan ayuda en los Cascos Azules y Boinas Azules como personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en todo el mundo. A ellos, en particular, les doy las gracias por su servicio.

Asimismo quisiera aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a mis hermanos y hermanas de los pequeños Estados insulares en desarrollo del Pacífico. Esta no es solo una candidatura de Fiji, fue una candidatura de estos Estados, y es la primera vez en la historia que uno de los pequeños Estados insulares en desarrollo del Pacífico presenta un candidato que ha logrado ser elegido Presidente de la Asamblea General. Es un gran momento para las Islas del Pacífico y les doy las gracias a todos por su apoyo. Los pequeños Estados insulares del Pacífico aportan perspectivas especiales sobre el cambio climático y sobre las cuestiones relativas a los océanos, y ustedes pueden contar con mi activa participación sobre estas cuestiones en el septuagésimo primer período de sesiones.

Permítaseme decir que, si bien se trata de una presidencia apoyada por los pequeños Estados insulares en desarrollo y el Grupo de los 77, quiero asegurarles que es una Presidencia para todos. Estamos unidos, no solo por la Carta de las Naciones Unidas, sino por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que es una agenda universal. Eso es lo que tenemos por delante en el septuagésimo primer período de sesiones, la aplicación de esa Agenda para el Desarrollo Sostenible. Ese es el elevado propósito del septuagésimo primer período de sesiones, dar impulso a la Agenda. Al final del período de sesiones tendremos que rendir cuentas, haber conseguido progresos en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ello requerirá la transformación de sistemas, y va a significar la superación de los obstáculos estructurales e intelectuales. Tenemos que aplicar esa agenda porque existe por el bien de nuestros hijos y nuestros nietos. Sin ella su futuro estará en peligro; con ella tendrán un lugar sostenible en este planeta.

A título personal, quisiera dar las gracias a los dos señores que han estado sentados junto a mí esta mañana en el sitio de Fiji. Son tal vez los dos diplomáticos de mayor categoría que Fiji haya producido nunca: el Embajador Satya Nandan fue durante muchos años Secretario General de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos y fue Secretario General Adjunto aquí en las Naciones Unidas. Sentado a su lado está Ratu Epeli Nailatikau, Presidente de Fiji hasta el año pasado. Ratu Epeli y mi padre combatieron en las trincheras de la campaña de las Islas Salomón en la guerra del Pacífico y nuestras familias han estado vinculadas desde entonces. Es un gran honor para mí que esté hoy aquí conmigo. Ratu Epeli comenzó su carrera aquí en las Naciones Unidas como Primer Secretario a principios del decenio de 1970 y llegó a ser Ministro de Relaciones Exteriores de Fiji.

Esta noche, vamos a sentarnos en la Misión de Fiji, vamos a beber kava juntos y vamos a cantar muchas canciones de las Islas del Pacífico. Todos ustedes están invitados a sumarse a nosotros, todo el que tenga ganas de hacerlo.

Mi esposa, hija y hermana están sentadas allá arriba. Muchas gracias por estar aquí. Si ven a las tres y saben que mis nietas son niñas, saben por qué soy «Él para Ella» y por qué estoy por la paridad entre los géneros.

Para concluir, me comprometo a servir a la Asamblea General de las Naciones Unidas en todo momento en un espíritu de fidelidad y compromiso con el bien común, siempre en consonancia con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Muchas gracias.