UNICEF

children with dark smoke in the background

Entre 2005 y 2020, la ONU verificó más de 266.000 violaciones graves (como asesinatos, mutilaciones, secuestros o reclutamientos) contra niños y niñas en conflictos en África, Asia, Medio Oriente y América Latina. Esta cifra, reflejada en un informe de UNICEF (pdf), es mucho menor que las violaciones que en realidad ocurrieron. Las restricciones de acceso y seguridad, la vergüenza o el miedo de los sobrevivientes dificultan la denuncia, la documentación y la verificación de estas violaciones.

El mal acceso al agua potable, el cambio climático, los desplazamientos, la inestabilidad política. UNICEF te enumera los múltiples factores y causas que hacen del hambre una tragedia tan persistente.

Flor es madre de un bebé de cuatro meses. Ambos fueron víctimas de violencia familiar.

En este país latinoamericano, 6 de cada 10 mujeres adolescentes han sufrido violencia (emocional, física, sexual o económica) en el hogar, la escuela, las calles, espacios comunitarios o el ciberespacio.

A black and white image of a girl getting a vaccine in her arm while sitting on her mom’s lap.

Las imágenes son un testimonio de las décadas de trabajo que ha llevado a cabo UNICEF para garantizar que los suministros esenciales lleguen a los niños y sus familias. En 1987, una niña pequeña, en brazos de su madre, es vacunada por una enfermera en el pueblo de Köskköy, Turquía. Esto fue parte de una campaña mundial de inmunización infantil apoyada por UNICEF a principios de la década de 1980.

Junto a aliados del sector privado, UNICEF está creando una red de empresas que se convertirá en una poderosa herramienta para la consecución de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Cada día en Ucrania, de media, más de dos niños mueren, principalmente en ataques con armas explosivas. El 3 de junio marca cien días desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania con consecuencias devastadoras a una escala y velocidad no vistas desde la Segunda Guerra Mundial. Tres millones de niños dentro de Ucrania, y más de 2,2 millones en los países de acogida, necesitan ayuda humanitaria. Casi dos de cada tres niños del país se han visto desplazados por los combates.

La madre de Viacheslav, de 18 años, murió después de que una bomba cayera en su casa en Ucrania.

La COVID-19 estaba causando estragos en la capacidad de las familias para alimentar a sus hijos. Ahora la agresión rusa a Ucrania amenaza con sumir al mundo en una crisis alimentaria de desnutrición aguda grave infantil impactando, por ejemplo, en el precio de alimentos terapéuticos que combaten esta desnutrición. Como advierte UNICEF en una nueva edición de La Infancia en Peligro, la situación es límite.

Esta es una carta de agradecimiento.

El trabajo del Fondo de la ONU para la Infancia en este país, como en el resto del mundo, está guiado por los principios de imparcialidad, neutralidad, humanidad e independencia.

Amir es un artista nepalí con una discapacidad que le obliga a utilizar la boca para pintar y escribir.

Tras el inicio del conflicto, el frágil estado nutricional de los niños en esa región -especialmente en Egipto, Líbano, Libia, Sudán, Siria y Yemen- empeora gravemente.

Maksym iba a dar su primer concierto, "pero huimos porque estaban bombardeando," cuenta este niño ucraniano de nueve años a trabajadores de UNICEF. Maksym pudo empacar pocas cosas, pero logró llevarse algunas partituras y un teclado de silicona enrollable. La música le proporciona una vía de escape de los terribles momentos que ha tenido que vivir en su país.  

Hablamos de países donde viven 405 millones de niñas y niños. Una infancia que, según UNICEF (en), corre el riesgo de abandonar sus estudios.