Retrato de Jaha Dukureh, embajadora africana de ONU Mujeres en la lucha por acabar con la mutilación genital femenina. ONU Mujeres/ Ryan Brown.

Mensaje del Secretario General 2020

Más de 200 millones de niñas y mujeres que viven hoy en día han sufrido la mutilación genital femenina, una costumbre terrible y dañina que puede provocar complicaciones de salud física, mental y sexual. Este año, más de 4 millones de niñas están en riesgo.

La mutilación genital femenina es una manifestación flagrante de la desigualdad entre los géneros que está profundamente arraigada en las estructuras sociales, económicas y políticas. También es una violación de los derechos humanos y una forma extrema de violencia contra las niñas. Afortunadamente, entre 2000 y 2018, la prevalencia de esta práctica ha disminuido en un 25 %.

Sin embargo, aunque solo hubiera una mutilación, ya sería demasiado. Este año, el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina pone de relieve el poder que tiene la gente joven para hacerse escuchar. Debemos amplificar esas voces y ayudarlos a abogar por el cambio y por sus derechos.

Juntos podemos eliminar la mutilación genital femenina para 2030. Ese logro redundará a su vez en beneficio de la salud, la educación y el progreso económico de las niñas y las mujeres.

Ahora que las Naciones Unidas se embarcan en un Decenio de Acción para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hagamos también que este sea el decenio con cero mutilaciones genitales femeninas.

Juntos podemos eliminar la mutilación genital femenina para 2030. Ese logro redundará a su vez en beneficio de la salud, la educación y el progreso económico de las niñas y las mujeres.

António Guterres