70/5000 Oficial de policía de la ONU ajusta la mascarilla a un niño durante una sesión informativa.

Mensaje del Secretario General 2022

La violencia sexual en los conflictos es una táctica de guerra y represión que aterroriza a las poblaciones, destruye vidas y fractura comunidades.

Los autores rara vez afrontan las consecuencias de sus actos. Por el contrario, son las personas supervivientes las que llevan la carga del estigma y el trauma durante toda su vida, a menudo doblemente maltratadas por nocivas normas sociales y la culpabilización de las víctimas.

En el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos, nos solidarizamos con las personas supervivientes y nos comprometemos a apoyar a las mujeres, las niñas, los hombres y los niños más vulnerables en su lucha por vivir con dignidad y en paz en medio de las crisis humanitarias.

Esto incluye aumentar el apoyo a las víctimas y a las mujeres, las niñas y los niños desplazados que son vulnerables a la trata y a la explotación sexual, y a quienes proceden de zonas marginadas, remotas y rurales donde los sistemas de justicia y protección son débiles.

Esta tarea conlleva reforzar los sistemas de justicia y las capacidades del estado de derecho a nivel nacional a fin de que los autores rindan cuentas de sus crímenes y las víctimas reciban el apoyo médico y psicosocial oportuno.

También conlleva defender los derechos de las personas supervivientes y tratarlas con respeto y comprensión, dándoles al mismo tiempo la oportunidad de ayudar a reparar sus comunidades fragmentadas.

Asimismo, conlleva apoyar a las organizaciones de la sociedad civil dirigidas por mujeres que trabajan para derribar las barreras sociales, económicas y culturales que niegan a las mujeres y a las niñas su derecho a la protección, la igualdad y la justicia.

Por último, conlleva abordar las causas subyacentes de la violencia sexual en los conflictos, desde las desigualdades hasta las debilidades institucionales y la militarización, y reforzar los sistemas de alerta temprana para evitar que se produzcan estos crímenes.

Con una mayor determinación política y recursos financieros, podemos pasar de las palabras a los hechos y acabar con el flagelo de la violencia sexual en los conflictos de una vez por todas.

En el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos, nos solidarizamos con las personas supervivientes y nos comprometemos a apoyar a las mujeres, las niñas, los hombres y los niños más vulnerables en su lucha por vivir con dignidad y en paz en medio de las crisis humanitarias."

António Guterres