70/5000 Oficial de policía de la ONU ajusta la mascarilla a un niño durante una sesión informativa.

Mensaje del Secretario General para 2021

La violencia sexual en los conflictos es una cruel táctica de guerra, tortura, terror y represión cuyos efectos repercuten en varias generaciones y ponen en riesgo la seguridad humana e internacional.

En los lugares afectados por conflictos, la conmoción causada por la pandemia de COVID-19 ha dificultado aún más que los autores de delitos de violencia sexual rindan cuentas de sus actos.

Al mismo tiempo, las víctimas se topan con nuevos obstáculos para denunciar los delitos y acceder a los servicios de apoyo.

Aunque nos encontremos ocupados respondiendo a la pandemia, debemos investigar todos los casos y seguir ofreciendo servicios esenciales a todas las víctimas.

No podemos permitir que este delito, de por sí poco denunciado, quede aún más en las sombras. Hay que castigar a los autores.

Las inversiones dirigidas a recuperarnos de la pandemia deben abordar las causas fundamentales de la violencia sexual y de género.

En este Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos, asumamos el compromiso de defender los derechos y satisfacer las necesidades de todas las víctimas mientras trabajamos para prevenir y poner fin a estos delitos horrendos.

No podemos permitir que este delito, de por sí poco denunciado, quede aún más en las sombras. Hay que castigar a los autores. Las inversiones dirigidas a recuperarnos de la pandemia deben abordar las causas fundamentales de la violencia sexual y de género."

António Guterres