Un vendedor le pasa la compra a un consumidor en un supermercado. Ambos con máscaras faciales.

Un nuevo Día Internacional con un difícil punto de partida

Disminuir la pérdida y desperdicio de comida reduce la pobreza, el hambre y ayuda a combatir el cambio climático. Además, los efectos dañinos del cambio climático se reducirían, teniendo en cuenta que, a día de hoy, el desperdicio alimentario es responsable del 7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y casi el 30% de la tierra agrícola del mundo se utiliza para producir alimentos que nunca serán consumidos, por nombrar solo algunos ejemplos.

Transportation of food in a trailer

La pérdida de alimentos ocurre en...

  • Las explotaciones agrícolas debido a: un momento inapropiado para la recolección, las condiciones climáticas, las prácticas utilizadas en la recolección y la manipulación, y los problemas en la comercialización de la producción.
  • Los almacenes: almacenamiento inadecuado, así como por decisiones tomadas en etapas tempranas de la cadena de suministro que hacen que los productos tengan una vida útil más corta.
  • El transporte: Una buena infraestructura y una logística comercial eficaz son fundamentales para evitar la pérdida de alimentos. La elaboración y el envasado son determinantes en la conservación de los alimentos, y las pérdidas suelen deberse a instalaciones obsoletas, al mal funcionamiento técnico o a errores humanos.
Shop stands

El desperdicio alimentario ocurre en...

  • Los comercios: Las causas del desperdicio de alimentos en el comercio minorista están relacionadas con una vida útil limitada, la necesidad de que los productos alimenticios cumplan las normas estéticas en términos de color, forma y tamaño, y la variabilidad de la demanda.
  • El hogar: El desperdicio a nivel del consumidor se debe a menudo a una mala planificación de las compras y las comidas, un exceso de compra (influido por porciones y tamaños de envases demasiado grandes), confusión sobre las etiquetas (fechas de consumo preferente y de caducidad) y un almacenamiento inadecuado en el hogar.

La ONU y sus agencias en la lucha por la pérdida y el desperdicio alimentarios

Debemos ser conscientes de la importancia del problema de la pérdida y el desperdicio de alimentos y promover los esfuerzos mundiales para resolverlo. Es por eso que, en 2019, la 74º Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 29 de septiembre como el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (resolución A/RES/74/209 ), reconociendo el papel fundamental que desempeña la producción sostenible de alimentos en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición.

Andorra y San Marino han tenido un papel fundamental en la propuesta del Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y Desperdicio de Alimentos (PDA). Esta jornada es una oportunidad de centrar la atención en la necesidad de reducir la PDA, y en la forma en que ello puede contribuir al desarrollo sostenible.

Teniendo en cuenta la creciente población mundial, las Naciones Unidas (ONU) ven una necesidad urgente de abordar las grandes cantidades de alimentos perdidos y desperdiciados en todo el mundo, haciendo hincapié en los riesgos que implican para el cambio climático, la sostenibilidad de la agricultura, los medios de subsistencia humanos y los suministros de alimentos. La reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos también se establece en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y específicamente en la Meta 12.3 , que exige reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita a nivel minorista y de consumo, así como reducir las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro.

La FAO y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), agencias líderes en la celebración del Día Internacional, están trabajando actualmente para medir los progresos. La FAO lidera los esfuerzos relacionados con el Índice de Pérdida de Alimentos y brinda orientación para las intervenciones de políticas, presentando un argumento comercial y económico con incentivos de ganancias para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, así como la inseguridad alimentaria. Mientras tanto, el PNUMA está a cargo del Índice de Desperdicio de Alimentos, y se compromete a acelerar la acción a través de su programa de actividades de sistemas alimentarios sostenibles que tienen como objetivo crear conciencia y catalizar la acción a nivel local, regional e internacional.

¿Sabías que...?

  • Reducir la pérdida alimentaria en los primeros niveles (explotación agraria) es más efectivo de cara a abordar la inseguridad alimentaria y aliviar el estrés en la tierra y el agua.
  • Las reducciones en el desperdicio de alimentos en la cadena de suministro y a nivel del consumidor son clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • El 38 % del consumo total de energía en el sistema alimentario mundial se utiliza para producir alimentos que se pierden o desperdician.
Objetivo 12 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Producción y Consumo Responsables, escrito en diferentes lenguas