ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

ESTABLECIMIENTO DEL EQUIPO DE TAREAS DE ALTO NIVEL EN 2008

El extraordinario aumento de los precios mundiales de los alimentos a principios de 2008 supuso una grave amenaza para la seguridad alimentaria y nutricional mundial y tuvo numerosas repercusiones de índole humanitaria, socioeconómica, medioambiental y política, así como relacionadas con los derechos humanos, el desarrollo y la seguridad. En particular, planteó desafíos para los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos y afectó gravemente a los grupos más vulnerables del planeta. Asimismo, puso en riesgo los avances decisivos que se habían logrado en materia de reducción de la pobreza y el hambre con arreglo a lo previsto en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

El acusado aumento de los precios obedeció a los efectos acumulados de tendencias a largo plazo tales como el aumento de la demanda de alimentos debido al crecimiento de la población mundial y al descenso de la inversión agrícola, un mecanismo de oferta y demanda más inmediato, en particular relacionado con el rápido ascenso de los precios del petróleo y la desviación del cultivo de maíz para la producción de etanol, así como determinadas respuestas como el acaparamiento, que exacerbaron la volatilidad de los precios. En conjunto, la crisis puso de manifiesto problemas estructurales subyacentes en los sistemas alimentarios de los países más pobres, en parte relacionados con distorsiones graves en los mercados alimentarios mundiales (vinculadas con las subvenciones destinadas a la producción en los países ricos y con los aranceles aplicados al comercio), que favorecieron la subida brusca de los precios y los problemas con la disponibilidad de alimentos. Los fenómenos relacionados con el clima, como las sequías, las inundaciones y la degradación ambiental, provocaron efectos negativos adicionales en numerosos países en desarrollo.

Antes del rápido aumento de los precios de los alimentos, se estimaba que unos 854 millones de personas en todo el mundo estaban subalimentadas. Se calculó que la crisis había hecho aumentar ese número hasta 1 000 millones de personas subalimentadas en el mundo (una de cada seis personas en 2008).

Pese a que los precios de los alimentos en los mercados mundiales descendieron durante el otoño de 2008, el nivel promedio en 2009 superaba al de 2007. Al mismo tiempo, la caída de los precios en los mercados mundiales no se vio reflejada en los mercados locales de muchos países en desarrollo. La crisis económica mundial comenzó a agudizar aún más las dificultades de los más vulnerables, de forma que tanto la economía regulada como la informal se contrajeron, el volumen del comercio cayó y las remesas se redujeron.

El Equipo de tareas de alto nivel del Secretario General sobre la seguridad alimentaria y nutricional mundial

El drástico aumento de los precios mundiales de los alimentos y la crisis que desencadenó hicieron que la Junta de los Jefes Ejecutivos del Sistema de las Naciones Unidas para la Coordinación estableciera en abril de 2008 el Equipo de tareas de alto nivel del Secretario General sobre la crisis mundial de la seguridad alimentaria. Bajo la dirección del Secretario General de las Naciones Unidas, el Equipo de tareas de alto nivel reunía a los responsables de los organismos especializados, los fondos y los programas de las Naciones Unidas, así como a las partes pertinentes de la Secretaría de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y la Organización Mundial del Comercio. El objetivo principal del Equipo de tareas de alto nivel consistía en promover una respuesta amplia y unificada al desafío de lograr la seguridad alimentaria mundial, en particular facilitando la elaboración de un plan de acción en el que se establecieran prioridades y la coordinación de su aplicación. El Secretario General nombró al Subsecretario General David Nabarro Coordinador del Equipo de tareas de alto nivel. El Sr. Nabarro recibió el apoyo de una pequeña Secretaría de Coordinación del Equipo de tareas de alto nivel destinada a ayudar al Equipo a cumplir su programa de trabajo.

En julio de 2008, el Equipo de tareas de alto nivel atendió a la petición de un plan de acción y elaboró el Marco Amplio para la Acción. El Marco Amplio para la Acción definía la posición común de los miembros del Equipo de tareas de alto nivel y tenía por objeto servir de catalizador para la acción, proporcionando a los gobiernos, las organizaciones internacionales y regionales y los grupos de la sociedad civil una selección de políticas y medidas que pudieran servir para dar respuestas apropiadas al respecto. Este instrumento aplicaba un enfoque de doble componente: establecía actividades encaminadas a satisfacer las necesidades inmediatas, como la inversión en asistencia alimentaria y en redes de seguridad social, así como otras relativas a las necesidades estructurales a más largo plazo, como el incremento de la inversión agrícola en los países en desarrollo y el aumento de las oportunidades de acceso de los productores, pastores y pescadores a la tierra, el agua, los insumos y las tecnologías postcosecha, centrándose en las necesidades de los pequeños productores y permitiéndoles satisfacer su derecho a la alimentación, aumentar sus ingresos y garantizar una nutrición adecuada.

En diciembre de 2008, el Equipo de tareas de alto nivel acordó su programa de trabajo para 2009, que se centraba en el apoyo a la adopción de medidas eficaces en los países, la promoción de la financiación tanto de medidas urgentes como de la inversión a largo plazo, la promoción de un compromiso amplio por parte de múltiples interesados directos y la mejora de la rendición de cuentas en el sistema internacional.

PRINCIPALES HITOS DEL EQUIPO DE TAREAS DE ALTO NIVEL

Principios de 2008

Crisis mundial de la seguridad alimentaria
Establecimiento del Equipo de tareas de alto nivel

Junio de 2008

2008 La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) convocó en Roma la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial: los Desafíos del Cambio Climático y la Bioenergía. La Conferencia concluyó con una declaración que abogaba por el incremento de la producción de alimentos, la reducción de las restricciones al comercio y el aumento de la investigación agrícola.

Julio de 2008

Adopción del Marco Amplio para la Acción
(Para obtener más información, véase la sección «Marco Amplio para la Acción» de este sitio web).

Enero de 2009

El presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, y el Secretario General Ban Ki-moon convocaron en Madrid la Reunión de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria para Todos. Durante la reunión, se expresó apoyo generalizado al enfoque de doble componente del Marco Amplio para la Acción, que aborda la seguridad alimentaria de manera integral. Los participantes convinieron en la necesidad urgente de ampliar y mejorar de forma considerable la coordinación de los recursos y señalaron el valor de un compromiso más amplio y profundo de todas las partes interesadas que garantizase la participación de los gobiernos, la sociedad civil, las empresas, los investigadores científicos y las organizaciones internacionales y regionales. Se alcanzó un consenso en cuanto a la necesidad de celebrar consultas amplias y abiertas para establecer tales asociaciones de forma que se tuvieran en cuenta las posturas de los distintos países, así como de las diferentes partes interesadas.

Mayo de 2010

Actualización del Marco Amplio para la Acción.

Junio de 2012

2012 Conferencia Río+20. Una vez superada la “crisis generada por el aumento de los precios de los alimentos”, se acordó que el Equipo de tareas de alto nivel reorientara sus actividades hacia la promoción de la iniciativa del Secretario General para lograr un mundo sin hambre, es decir, el Reto del Hambre Cero (Para obtener más información, véase la sección «Conferencia Río+20» de este sitio web).

Mayo de 2013

Evaluación externa independiente del Equipo de coordinación del Equipo de tareas de alto nivel. Tras esta evaluación, se decidió distinguir entre las funciones de Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Seguridad Alimentaria y la Nutrición y de Coordinador del Equipo de tareas de alto nivel (Para obtener más información, consúltense los enlaces que se indican a continuación).

2014

El Secretario General ha nombrado a Giuseppe Fantozzi coordinador del Equipo de Tareas de Alto Nivel sobre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria. David Nabarro seguirá desempeñando el cargo de Representante Especial del Secretario General para esta cuestión. Fantozzi contará con el apoyo de un equipo de coordinación que trabajará desde la sede de la FAO en Roma.