El 29 de noviembre de 2018, Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI, por sus siglas en inglés) acogió las V Jornadas Anuales de Conferencias y Diálogos J. Michael Adams, con el título “¿Por qué es importante 1999 en 2020?: conversación sobre la Conferencia del Llamamiento de La Haya por la Paz y los 75 años de la ONU”. Cora Weiss, oradora principal de la conferencia y presidenta del Llamamiento de La Haya por la Paz, expuso sus percepciones sobre el panorama pasado, presente y futuro de los asuntos mundiales y la paz.

Alison Smale, Secretaria General Adjunta de Comunicación Global de la ONU, abrió la conferencia elogiando al fallecido J. Michael Adams por su éxito al promover la ciudadanía mundial entre los estudiantes, y por su apoyo a la creación de UNAI. También alabó a UNAI por desarrollar una red mundial de más de 1.300 universidades en 130 países que colaboran, investigan y contribuyen a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Sra. Smale elogió el ambiente innovador en los campus de las universidades, en los que una comunidad intelectual de personas aporta soluciones a problemas internacionales. “Desde el trabajo de la Universidad Roskilde, en Dinamarca, sobre un asfalto respetuoso con el medioambiente que reduce el consumo de combustible, en línea con el Objetivo 13: Acción por el clima, al trabajo de los estudiantes y el personal de la Universidad Nacional Al-Farabi Kazakh aportando ideas para conseguir ciudades más sostenibles”.

El discurso de apertura de la Sra. Weiss subrayó la importancia de la Conferencia sobre el Llamamiento de La Haya por la Paz de 1999, un evento en el que participaron miles de ciudadanos de más de cien países. Para Weiss, el documento de resultados de dicha Conferencia, denominado Programa del Siglo XXI por la Paz y la Justicia, es “un programa de cincuenta puntos con los que pasar de una cultura de la violencia a una cultura de la paz”. Dicho documento sirvió de impulso a la ONU para hacer realidad su misión de evitar que futuras generaciones experimenten los devastadores efectos de las guerras.  

La Sra. Weiss continuó destacando la importancia de la Resolución S/RES/1325, que promueve a las mujeres, y favorece la paz y la seguridad a través de la prevención de la violencia basada en el género, la mayor participación de las mujeres, y la inclusión de más mujeres en las mesas de paz. Señaló que los acuerdos de paz duran más cuando las mujeres participan en las conversaciones de paz, y que los países con grandes brechas de género tienden a ser más proclives a entrar en conflictos violentos.

Más adelante en su intervención, la Sra. Weiss subrayó dos amenazas principales para la humanidad: las armas nucleares y el cambio climático. Advirtió de los fuegos incontrolados, la subida del nivel del mar, las sequías, las inundaciones y los refugiados medioambientales motivados por el cambio climático, y animó a unirse a organizaciones en favor del medioambiente y de la paz que promuevan el activismo político. Sobre las armas nucleares, la Sra. Weiss abogó por el incremento de actuaciones por medio de campañas como la de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), que intenta movilizar a la sociedad civil para conseguir que el Gobierno ratifique el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

Nyuon Susan Sebit, Directora Ejecutiva de la Alianza Nacional de Mujeres Juristas (NAWL, por sus siglas en inglés), y compañera de Cora Weiss en su lucha por la paz, explicó el alto riesgo para las mujeres y las personas jóvenes de Sudán del Sur de ser víctimas de abusos sexuales, psicológicos y físicos. Circunstancias políticas, educativas y económicas han impedido a las mujeres en gran medida participar en las conversaciones de paz. La Sra. Sebit también reconoció la necesidad de tratar los traumas en Sudán del Sur como medio para incrementar la estabilidad. Mostró su apoyo a iniciativas como la Campaña Anataban en Sudán del Sur, que utiliza la educación y el arte para promover la paz entre la población joven.

Susan Adams, viuda de J. Michael Adams, dio las gracias a las Naciones Unidas por el acto en honor de su difunto marido. Ella es educadora y continúa apoyando la visión que J. Michael Adams defendió al establecer lo que hoy es UNAI: una ciudadanía y empatía mundiales en educación.

En resumen, los conferenciantes abogaron por la educación como un medio para conseguir la paz mundial, y destacaron algunas iniciativas como la Campaña Mundial de Educación para la Paz. Cora Weiss cree que cuando el avance de las guerras se ha triplicado desde 2010, es el momento de erradicarlas a través de una sociedad civil educada que anime a los gobiernos a trabajar con la ONU para establecer la paz mundial.