La Universidad Amrita (India), una institución miembro de la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI, por sus siglas en inglés), lidera un proyecto copatrocinado por el gobierno de la India, que salva vidas en las regiones montañosas a través de la instalación de sistemas modernos que brindan alertas tempranas ante deslizamientos de tierra de manera que las personas puedan ser evacuadas de forma segura antes de que ocurra el desastre. Luego de llevar a cabo un proyecto de este tipo, el primero en la India, en las montañas Western Ghats del estado de Kerala, la institución está ahora haciendo lo propio en el estado de Sikkim como medida de protección ante los deslizamientos de tierra inducidos por las lluvias.

De acuerdo a Maneesha Sudheer, Director del Centro de Aplicaciones y Redes Inalámbricas, quien a su vez dirige la investigación en la universidad sobre deslizamientos de tierra, éstos son los terceros desastres naturales más mortíferos, provocando la muerte de más de 300 personas al año en todo el mundo. Un informe del Congreso de Vías de la India estima que un 15% del terreno del país está propenso al peligro de los deslizamientos de tierra. De hecho, las dos zonas más dadas a este tipo de fenómenos se hallan justamente en la India. Los deslizamientos de tierra pueden ocurrir por causas naturales como vibraciones provocadas por terremotos y la presión del agua entre capas de suelo.

Sin embargo, en décadas recientes causas originadas por el hombre han tenido un rol significativo en la generación de dichos deslizamientos, incluyendo la remoción de vegetación de las laderas, la interferencia en el drenaje natural, tuberías de aguas negras, la modificación de terrenos para la construcción, la sobrecarga de terrenos y las vibraciones producto del tráfico vehicular. El mayor riesgo yace en las laderas y en las zonas con actividad tectónica o en terrenos montañosos con una elevada pluviosidad. Esta es la razón principal por la que la Universidad Amrita dio inicio a este proyecto, tras el éxito del sistema único desplegado por la institución en 2009.

El sistema ha estado monitoreando activamente el área en cuanto a deslizamientos de tierra y ha emitido varias alertas exitosas hasta la fecha. Ahora, la Universidad Amrita está desplegando un sistema similar para la región de Sikkim-Darjeeling, muy activa geológicamente hablando y aparte vulnerable a deslizamientos inducidos por las lluvias. El sistema, vale destacar, ha sido diseñado considerando las particularidades geológicas de los Himalaya. Está compuesto por más de 200 sensores que pueden medir parámetros geofísicos e hidrológicos tales como la lluvia, la presión porosa y la actividad sísmica. Va a monitorear un área de 150 acres densamente poblada alrededor del poblado de Chandmari en el distrito Gangtok del estado de Sikkim. La zona ha experimentado deslizamientos de tierra en el pasado, siendo el primero de ellos reportado en 1997.

El sistema recoge en tiempo real, datos de forma continua suministrados por los sensores, lleva a cabo un análisis básico de los mismos en el Centro de Gestión del Terreno ubicado en el estado de Sikkim, y luego todo se transmite al Centro de Procesamiento de Datos en la Universidad Amrita. Los investigadores de la institución están utilizando estos datos para caracterizar y aprender acerca de la naturaleza geológica e hidrológica y la respuesta natural a la dinámica y variaciones meteorológicas, a fin de desarrollar unu Modelo de Alerta Temprana ante Deslizamientos de Tierra para dicha área. Con el objetivo de mejorar la confiabilidad del sistema y la duración de la alerta temprana, un Modelo de tres niveles se encuentra en pleno desarrollo en estos momentos. Este proyecto muestra el compromiso de la Universidad Amrita de servir al mundo, dice Venkat Rangan, Vicecanciller de la institución.